11 años para quién no piensa como ellos.

 Liu Xiaobo es un ex profesor de literatura y uno de los más conocidos disidentes del Gobierno Chino.   Hoy es noticia pues por haber puesto en línea una petición para que China tenga elecciones libres, un tribunal lo sentenció a 11 años de prisión por subversión.

Esa petición tuvo una corta vida, pues fué puesta fuera de línea por el gobierno Chino, pero así y todo pudo reunir 1o.000 firmas de apoyo.


Esta es una muestra clara para los que sueñan con gobiernos de este tipo y no conocen la palabra autoritario.  Gobiernos que se “preocupan” por el bienestar de su población, dándole los elementos básicos para una vida “digna”, pero privándolos de uno de los derechos más importantes en la vida de un ser humano: Libertad.

Aclaro que vida digna en esos países significa tener suerte y caerle bien a los de “arriba”, a los que están en el poder, así te permiten desarrollar, si nó serás una persona común, que tiene para comer, vestirse y leer lo que te indica el gobierno.  Ahora si quieres ser libre, comer lo que quieras, leer lo que quieras, escribir lo que quieras, aprender lo que quieras e ir al lugar que quieras, entonces no estas en el país apropiado.

Hoy en día tenemos muchos ejemplos de ello y sin ir más lejos tenemos a Cuba, Venezuela y otros casos menos conocidos, pero que persiguen un mismo fin, impedir que su población elija a sus representantes de una forma libre.

No acostumbro hablar de política, ya que no me gusta.  Pero este caso tiene relación pues Liu Xiaobo utilizó Internet para tratar de hacer valer el derecho que tiene todo ser humano de libre elección y fué privado del mismo por la misma vía.

No dejemos que esto suceda más, escribamos sobre este hecho y otros similares, opinemos en las redes sociales que frecuentamos, solo así el mundo entero tomará conciencia y estos “políticos” deberán cambiar o se tendrán que ir.

Reblog this post [with Zemanta]

4 Comments

  1. john 27 diciembre 2009
  2. Julio 27 diciembre 2009
  3. john 28 diciembre 2009
  4. Julio 30 diciembre 2009