Algunas reflexiones durante el viaje a New York

Windows 7 flight to New York

Esta post debía de haberse publicado ayer, pero la verdad que no tuve tiempo para nada, apenas llegué tuve una reunión, luego encontrarme con mi sobrino que vive aquí y se hizo la hora en que teníamos que ir al party. Se preguntarán porqué no lo publicó luego del party? y la verdad que después del open bar, es como que no tenía las fuerzas necesarias como para presionar el boton para encender mi laptop 🙂 Así que aquí les paso lo que escribí en el avión.

En estos momentos me encuentro a mitad de camino entre Dallas y New York, en donde voy a asistir a una serie de actividades que comprenden varias rondas de demostraciones sobre nuevo hardware de HP y por supuesto Windows 7, que en estos momentos ya se encuentra disponible para la compra.


No se bien a que hora es el lanzamiento oficial, que supongo realizará Steve Ballmer, pero no voy a asistir, ya que tengo otros planes hasta la primer actividad de este tour, que se realizará en el Marquee Club de NY y que se llevará a cabo recién a las 11 de la noche.

Quizás atienda a un evento que lleva a cabo el sitio NeoWin, junto con otros blogs de Windows, pero no estoy seguro.

Así que llegó el día tan esperado por los programadores de Microsoft, el día en que por primera vez se pueden sentir tranquilos de que pusieron a disposición de los usuarios un sistema operativo muy bueno, aunque no es perfecto, pero muy bueno al fín.

Muchos se estarán preguntando sobre si actualizan o no, si esperan un tiempo o se lanzan de lleno a instalar la versión final y esa duda es normal, ya que muchas veces hemos visto que a pocos días del lanzamiento de un software importante, surgen problemas por los cuáles debe de ser actualizado de inmediato, como ha sucedido con Mac OS, Windows y hasta Linux. Ni que decir con esta plataforma de blogs que utilizamos en GeeksRoom, que en poco tiempo tenemos que actualizar dos o tres veces por fallas garrafales de seguridad.

Esta vez ese tiempo ha pasado hace largo rato, ya que Windows 7 fué puesto a prueba por muchos usuarios y es el primer Windows al que la gente de Redmond desarrolló escuchando las quejas de los usuarios sobre la versión anterior y dicho sea de paso, Windows 7 no es más que una modificación de Windows Vista, pero con muchas mejoras como la barra de tareas, el consumo de batería, la falta de los popup de seguridad que tenía Vista, que muchas veces nos daban ganas de patear el ordenador de tantos popups y otras cosas molestas por las cuáles en estos tres últimos años recibieron infinidad de quejas.

Como dije anteriormente, no es un sistema operativo perfecto, tiene sus falencias y todavía Mac OS X, en mis escala de valores y al igual que muchos críticos, se encuentra por arriba de Windows 7, pero no por mucho.

Este es un paso muy importante de Microsoft y por todos los medios tratarán de no quedarse nuevamente como lo hicieron estos años pasados, aunque sigo insistiendo, en Redmond tienen una muy buena maquinaria de marketing, ya que a pesar de los fiascos de las diversas versiones que lanzaron, nunca perdieron el liderazgo y ahora, con un producto muy bueno, las posibilidades de perder terreno contra su más tenaz enemigo, son muy ínfimas.