No es un secreto que el iPad llegó para cambiar la forma como las tabletas deben comportarse. Tampoco es un secreto que Microsoft tiene la mejor tableta para el oficinista moderno y que sus versiones de Surface Book han hecho que muchos adoradores de Apple le echen una o dos miraditas. La era “POST-PC” está llegando y todos quieren su rebanada del pastel.

Recientemente en el CES Samsung se montó con su propia interpretación del Microsoft Surface muy a su estilo mostrando un terminal muy atractivo así como potente. Dicho sea de paso es ultra liviano y potente pero sigue siendo Windows lo cual no termina de gustar a muchos debido a la falta de aplicaciones tipo Tablet en el ecosistema de la empresa de Redmond.

Ubuntu lo intentó hace un tiempo con una campaña de “crowdfunding” para lanzar lo que consideraban sería la revolución de las tabletas gracias a Ubuntu que en cierta forma y en mi personal punto de vista es la versión más preparada para el mercado genérico de una distribución GNU/Linux. Ubuntu Edge fue algo más menos desastroso para la compañía y no tuvo mucha aceptación pero sobre todo dejó muchas dudas al presentar un equipo que no estaba preparado para competir con el iPad y que en cierto modo ninguna tableta actual puede quitarle el trono al equipo nacido en Cupertino y no es por cuestiones técnicas sino de su ecosistema de aplicaciones y usabilidad que Apple le ha sabido dar a sus equipos.

Es así como Ubuntu vuelve a la batalla aprendiendo de sus errores y han optado por lanzar en el mercado Europeo (por el momento) la tableta Aquaris M10 Ubuntu Edition que llegará con una revolucionaria interfaz enfocada en lo táctil y que toma aspectos muy similares a los encontrados en el iOS 9 como el Split View y Slide Over.

El dispositivo tiene muy buena pinta, mostrando una pantalla Full HD en 10.1 pulgadas (similar al de la Microsoft Surface 3, ligeramente mayor que el iPad Air 2) y 470 gramos de peso con una batería de 7,280mAh que logran un ínfimo grosos de 8.2mm. El procesador detrás de ésta maquinaria es un MediaTek de cuatro núcleos corriendo a 1.5GHz, algo que hemos visto en otras tabletas con Android y que se mueve con soltura.

Aun cuando la interfaz estará enfocada al multitouch es de esperarse que las aplicaciones disponibles para otras distribuciones de Ubuntu funcionarán de la mejor manera posible. Inclusive Ubuntu está mostrando algunas configuraciones sugeridas donde se emparejan teclado y ratón para crear una computadora en cualquier lugar que sea necesaria.

Se venderá por Mayo/Junio de 2016 en la página de BQ, por el momento no hay precio ni fecha exacta disponible pero les comunicaremos cuando tengamos más información.



About these ads