GeeksRoom Labs: Auriculares Diesel Vektr de Monster [Actualizado]

Hace unos días atrás recibí unos de los nuevos auriculares desarrollados por Monster para Diesel.  Se trata de los Diesel Vektr, unos auriculares que se alejan del clásico diseño al que estamos acostumbrados, algo que podemos decir es una característica propia de Monster, crear un producto diferente, en donde lo visual es una de las principales características.

Cuando me enteré que me iban a enviar estos auriculares para llevar a cabo una reseña, enseguida pensé en esos grandes audífonos que utilizan los DJ y que verdaderamente a mi no me gustan mucho, ni aún cuando estoy en mi estudio escuchando música y menos usarlos en público, como muchos lo hacen.


Además, otra de las cosas que no me atraía mucho de Monster era su línea Beat, la cual probé anteriormente y sinceramente no me gustaron.  Dejando de lado su fisonomía, la calidad de audio no es de las mejores.

Pero cuando recibí el envío y abrí la caja, me encontré con una sorpresa, que si bien no son el tipo que a mi me gusta, intrauriculares, no son tan grandes como por ejemplo los Monster Dr. Dre.

Los Diesel Vektr son unos auriculares del tipo circumaurales, con un estilo diferente que le dio la casa italiana, con los costados fabricados con un plástico duro, cuya superficie presenta distintas caras poligonales, como si fueran las caras de un diamante.  En ese aspecto son muy diferentes a todo lo conocido y logran el propósito de ser un producto original, sin tratar de imitar a otros.

El plástico que recubre los auriculares está montado sobre una base de metal.  Es un plástico brillante que los hace muy vistosos, hasta diría sexy, pero lo negativo de ese plástico es que al tocarlo quedan marcados los dedos, algo inevitable en este tipo de material con acabado brillante.

Los auriculares se pliegan hacia adentro del arco superior (vincha) que los sostiene.

La forma de las almohadilla que recubre alrededor de los altavoces no es la clásica ovalada, tiene una forma diferente, triangular, que aparentemente fue hecha para el formato de la oreja, pero va en contra de la cancelación de ruido, ya que no es total.  Igualmente no se crean que en este aspecto es malo, al contrario, digamos que el pasajero que va sentado a tu lado en el avión casi no notará que estás escuchando a Van Halen 🙂

El cable se puede quitar de los auriculares ya que viene con conectores jack en ambos extremos.  No es el típico cable con formato redondo, este tiene forma triangular, que según Monster es para evitar que se enrede, cosa que no sucede completamente, pero es mucho mejor que los cables de otros auriculares.  También incluye un control tipo iPod que permite controlar el volumen y un micrófono que permite llevar a cabo llamadas telefónicas.

La caja, además del manual y papeles con información, incluye una tela para limpiar el auricular y una bolsa para guardar los Diesel Vektr plegados, la cual tiene un bolsillo interno para guardar el cable.

Sobre el audio que entrega no tengo quejas, es muy bueno y con distinto tipo de música  ofrece una claridad de sonido que no ofrecen muchos auriculares.  El sonido 3D que según Monster alterna distintas técnicas que ofrecen una experiencia distinta, es algo que no exageran.  El rendimiento desde música clásica, hasta hard rock, pasando por otros estilos, es excelente.  Dan la sensación de que uno está en el mismo ambiente de la orquesta o banda que está tocando la música.

Conclusión final

Los Diesel Vektr son uno de los mejores auriculares creados por Monster hasta la fecha.  Si los compran no se van a arrepentir, son unos muy buenos auriculares.  Dicho eso, el precio me parece un poco excesivo comparando con otros auriculares que entregan la misma calidad de audio.  Creo que con un precio de 170 a 199 dólares, sería un producto mucho más fácil de vender.

En la página de Monster Vektr 3D tienen 5 temas que pueden descargar, creados especialmente por distintas bandas para probar el sonido de esto auriculares.

Valoración final: 8/10

[Actualización: Por un error que verdaderamente no se como sucedió, ayer se publicó este artículo que no estaba terminado.  Cuando me dí cuenta ya era tarde y no quise quitarlo de línea para publicarlo nuevamente, pues ya se había propagado la URL en varios tweets, en Facebook, LinkedIn y otros medios.   El artículo no estaba terminado, era un draft, que además le faltaban algunas partes de la reseña.  Ahora ya está corregido y completo.  Les pido disculpas por este error involuntario]