“Viva Chile, Mierda!”

Con esa expresión celebró el presidente chileno al momento que se encaminaba a entonar, junto a los presentes, el himno de Chile. Después de 72 horas y media, 33 familias chilenas pueden de nuevo sonreirle a la vida. Uno a uno los mineros organizados en grupos para poder salir en orden de prioridades, fueron rescatados con éxito y todo el mundo tuvo sus ojos puestos en los que sucedía en la mina San José.

Cuando Luis Urzúa, el jefe de grupo, el líder de los mineros casi sepultados en vida, no solo saludó a sus compañeros y amigos, mientras dialogaba con el presidente Chileno, repitió en más de una ocasión: ‘Ojalá esto no vuelva a ocurrir”


Centenares de periodistas sin los recursos necesarios estaban en la zona misma de rescate, ellos estuvieron transmitiendo para sus diferentes lenguajes. El presidente, Sebastian Piñera, no perdió oportunidad para recalcar que el rescate se produjo “a la chilena”, es decir bien! También prometió que los responsables serán castigados y que el hecho no quedará impune.

Sin embargo los accidentes mineros no son inusuales en Chile. Existe un promedio de 39 accidentes fatales cada año en las minas de propietarios individuales. La mina San José, donde los hombres estaban sobreviviendo, fue declarada insegura en el 2007 y debió cerrarse. No por mucho tiempo, el último 30 de julio, el departamento de trabajo advirtió nuevamente de “serias deficiencias de seguridad”, a pesar de eso, el ministerio a cargo no tomó ninguna medida

Seis días después estos pobres hombres quedaron enterrados bajo tierra.

Un final feliz para las familias de los mineros, pero con un proceso pendiente que el gobierno tiene la responsabilidad de monitorear. Nuestra enhorabuena con todos los amigos chilenos que nos siguen y que leen geeksroom.com

[Imagen CC papayatreelimited]



También te puede interesar:





One Response

  1. Pau 13 octubre 2010