Develan detalles del Aston Martin Rapide E, el primer vehículo eléctrico de la marca

Aston Martin acaba de develar algunos de los detalles más importantes de lo que será su primer vehículo eléctrico de producción, el Aston Martin Rapide E, el cual además será una edición limitada de solo 155 vehículos.

La marca de lujo británica para el desarrollo del Rapide E, cuenta con la asistencia de Williams Advanced Engineering (WAE) y en esta etapa, ambos se han centrado en crear un sistema de refrigeración optimizado para las baterías y el motor, que le permite obtener un rendimiento constante.   También han marcado otros objetivos como la utilización de materiales más livianos como el carbono y aleaciones para la reducción del peso del vehículo ya que los vehículos eléctricos por el motor y baterías son más pesados que un automóvil con motores a gasolina.

La batería eléctrica del Rapide E es de 800V, tiene una capacidad de 65 kWh y más de 5.600 celdas de ion de litio 18650 con formato cilíndrico. Estas celdas se montan en un pack de baterías que van ubicadas en el frente en el lugar del Rapide S estándar donde tiene su motor V12 de 6.0 litros, su caja de cambios y el depósito de combustible. .  La autonomía de este automóvil es de 320 km y en una hora de carga con un cargador de 400 V/50 Kw, carga lo suficiente como para viajar por aproximadamente 295 kilómetros.



Aston Martin Rapide E

Este pack de baterías alimenta dos motores eléctricos, los cuales están ubicados en la parte trasera del vehículo.  En conjunto los motores eléctricos ofrecen 610 caballos de fuerza un un par máximo de 950 Nm.  La velocidad máxima del Rapide E es de 250 km/h.  Los 100 km/h desde cero los alcanza en menos de 4 segundos y no solo con las batería con la carga plena, también en cualquier estado de carga de la batería.

La carrocería de este Aston Martin fue optimizada aerodinámicamente y posee unos nuevos neumáticos Pirelli P-Zero que ofrecen menos resistencia a la rodadura y son más silenciosos.

Aston Martin Rapide E

En comparación con el Rapide S estándar, el Rapide E tiene como objetivo lograr un más alto nivel aerodinámico, maximizar el agarre y mejorar la refrigeración.  Además y con el objetivo de “retener y mejorar las sensaciones, carácter y  entrega de potencia del motor V12 del Rapide S“, han prestado especial atención al desarrollo y puesta a punto del tren de potencia eléctrico y al chasis, con énfasis especial en la integración del software.

Una de las características principales del Rapide S a gasolina es su estupenda conducción y para seguir con esa característica en el Rapid E incluyeron un diferencial autoblocante, combinado con nuevos reglajes de muelles y amortiguadores.

El Rapide E será fabricado la próxima planta de producción de St. Athan, anunciadas anteriormente por Aston Martin como la futura “Casa de la Electrificación”, que también fabricará vehículos para la marca de lujo Lagonda.  Las entregas del Aston Martin Rapide E están previstas para finales del 2019.

Anuncios