R2D2, nuevo robot para realizar cirugías de retina, pasa las primeras pruebas clínicas

No, no es nada relacionado a Star Wars, Robotic Retinal Dissection Device (R2D2) es un nuevo sistema quirúrgico que fue desarrollado en la Universidad de Oxford en el Reino Unido, el cual realiza cirugías de retina, acaba de pasar las primeras pruebas clínicas.

Las cirugías de retina se basan en la creación de minúsculos agujeros en el ojo para acceder a la propia retina, una membrana de 10 micrones de espesor que convierte la luz en señales eléctricas que el cerebro puede interpretar.

El pulso del cirujano es crucial en este tipo de operaciones y cosas como una cicatriz en la retina causada por una lesión, enfermedad y hasta por envejecimiento u otros factores, inclusive el flujo de sangre que pasa a través de las manos del cirujano, puede causar una desviación provocando un corte demasiado grande of fuera del lugar correcto.


De acuerdo a los investigadores que crearon R2D2, este robot no tiene pulso y por lo tanto es lo suficientemente preciso para mover sólo 10 micras a la vez, algo así como un incremento en la precisión de 10 veces más que el mejor cirujano de ojos puede lograr.  Esto es algo revolucionario en las cirugías de retina y muy importante para el futuro de las mismas.

Igualmente el proceso completo de la cirugía es realizado por un cirujano, aunque en lugar del bisturí, solo utilizan un Joystick.  La primera operación experimental llevada a cabo con R2D2 fue hecha a un sacerdote de 70 años en Septiembre del 2016.  Luego el equipo llevó a cabo 11 nuevas cirugías con este sistema, todas con éxito en un ensayo clínico aleatorio que fue comparado con resultados de cirugías realizadas por seres humanos, sin la ayuda de este sistema.

Si bien todas las cirugías terminaron en forma exitosa, no fue sin algunas complicaciones.  De acuerdo a los investigadores, dos de los pacientes sufrieron pequeñas pérdidas de sangre y otro sufrió una complicación (toque de la retina) que aumenta el riesgo de que la retina se rompa o se separe.  Igualmente estos resultados sin lugar a dudas fueron mejores comparados contra el grupo de control (cirujanos) que tuvo cinco hemorragias y un par complicaciones (toque de la retina).

El equipo de investigadores que viene trabajando en este proyecto desde el 2011, cree que este robot puede llegar a realizar otros procedimientos críticos en los ojos como por ejemplo inyectar medicina por la parte de atrás de los ojos.



Deja un comentario