Estudio muestra las conductas de riesgo de los jóvenes al volante del vehículo de sus padres

En un nuevo estudio encargado por la automotriz Ford realizado con jóvenes conductores, determinaron varias de las conductas de riesgo que los jóvenes adoptan cuando se encuentran al volante del coche de sus padres.

No solo el uso del teléfono es una característica que muestra la mayoría de los jóvenes que maneja el vehículo familiar, también algunos toman el vehículo sin permiso, manejan estando bajo la influencia de alcohol y por supuesto exceden el límite de velocidad.

El estudio se llevó a cabo en Europa, a través de una encuesta en la que participaron varios jóvenes conductores de ese continente donde los accidentes de tráfico son la causa principal de muerte entre jóvenes.


Automóvil Chocado

El uso del vehículo familiar y no el suyo propio tiene que ver con presiones económicas como la falta de trabajo, lo que influye para que el 50% de los jóvenes de 18 y 19 años sigan viviendo con sus padres por más tiempo.  El 74 % de los encuestados declaró que son dueños de un vehículo, pero principalmente por la situación económica, siguen utilizando el coche de los padres.

Algunas de las cifras que ofrece el estudio son las siguientes:

  • 82% de los encuestados afirmó conducir el coche de la familia
  • 39% admitió haber superado el límite de velocidad
  • 35% aseguró haber cogido el coche sin preguntar
  • 27% haber utilizado su smartphone para realizar llamadas, enviar mensajes o hacerse selfies mientras conducía
  • 6% confiesa haber conducido bajo los efectos del alcohol.

Respecto al estudio, el gerente del programa Ford Driving Skills for Life, Jim Graham, dijo lo siguiente:

Los jóvenes pueden ver el coche familiar como una puerta hacia su libertad, una base de sus actividades sociales. Pero por su seguridad y la de otros conductores, especialmente si conducen un coche más potente de lo que están acostumbrados, necesitan asegurarse de que conducen de manera responsable.

Ford Driving Skills for Life es un programa de Ford a nivel internacional, a través del cual ofrecen cursos de formación práctica y gratuita.  En un primer momento fue lanzado en Estados Unidos y desde el 2013 se realiza en Europa  se han celebrado en Europa desde 2013.  Ford en Europa solamente ha invertido 12 millones de euros en este programa, donde hasta la fecha ya lo han cursado 20.000 jóvenes.

Parte de los 12 millones de euros son 2,9 millones invertidos en el 2016, los cuales permitirán formar a más de 7.500 jóvenes de 13 países (Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Polonia, Reino Unido, Rumanía, Rusia, Turquía, Hungría y Noruega).

En España solamente ya llevan celebradas 4 ediciones del programa y en total se han formado más de 2.600 jóvenes conductores.  En la nueva edición 2017, el programa cuenta con 900 plazas para conductores entre 18 y 24 años.



Deja un comentario