Irresistibles ofertas en línea significan un riesgo cibernético para 1 de cada 3 mujeres

A medida que pasan los años los usuarios compran más y más productos en línea, especialmente en estas fechas cercanas a las fiestas de fin de año, y ese crecimiento en las  compras en línea viene acompañado de algo de lo que recién hemos hablado que son los riesgos potenciales de privacidad que ofrecen algunas tiendas en línea.

Junto con esos riesgos de privacidad a los que estamos expuestos, también se incrementan otros riesgos que tienen que ver con la seguridad de los usuarios, especialmente los ataques de los oportunistas que con “ganchos” a través de emails, anuncios de Adwords o distribuidos a través de las redes sociales, atraen a los usuarios que muchas veces caen víctimas de una infección con malware o simplemente de un timo.

La gente de ESET me acerca un estudio que acaban de realizar sobre este problema, el cual llevaron a cabo pues querían conocer hasta qué punto la fuerza de voluntad cedía ante un asunto o gancho muy atractivo, aún a pesar de que el usuario sospechara de su origen o de las consecuencias que podría tener si era un engaño.


En el estudio utilizaron una muestra de asuntos y ganchos clásicos, de los que recibimos todos los días en emails, Adword o redes sociales y se los dividió en temas.  El estudio incluyó algunas preguntas a los participantes como por ejemplo si harían clic aún sospechando de que fuera un engaño.

A continuación tienen las principales conclusiones del estudio,

–          La mayoría de los representantes masculinos de esta muestra han respondido que no harían clic sobre ninguno de estos temas si sospechan que puede tener consecuencias, dato que contrasta enormemente con el de las mujeres, que han respondido de manera afirmativa.

–       Cuando se trata de súper ofertas online, solo uno de cada cuatro hombres ha confesado que haría clic en el link, que contrasta con el dato de las mujeres: una de cada tres caería, irresistiblemente, en la tentación.

–       Los roles se cambian, sin embargo, cuando se trata de descargar contenidos, ya sea música, películas o juegos de sitios no muy fiables. En este caso, es el 20% de los hombres los que harían clic frente a tan solo el 12% de las mujeres.

–       Los ganchos que utilizan la actualidad y los desastres (naturales, accidentes, etc.) son igual de golosos para hombres que para mujeres, ya que en ambos casos el 25% (uno de cada cuatro) ha afirmado que sí seguirían el link si tiene que ver con algo que ha sucedido recientemente.

–        En el lado positivo, parece que los cotilleos no nos obsesionan tanto como parece, aunque los resultados de esta pregunta no convencen del todo. Así, solo el 12% cedería ante la tentación de consultar el último cotilleo de un famoso o de descargar alguna foto. Pero esto es solo en teoría…

Por eso y otras razones, ESET ofrece las siguientes recomendaciones,

–          Actúa de forma responsable: no hagas clic en todo lo que te llama la atención. Los cibercriminales aprovechan tu curiosidad para convertirte en una víctima.

–          Compra en tiendas online de sitios legítimos y asegúrate de que tienen certificados de seguridad que te garanticen un pago sin riesgos.

–          Consulta noticias de actualidad en fuentes autorizadas y legítimas: medios de comunicación o blogs de tu confianza. Si haces búsquedas online, seguramente entre los resultados de búsqueda se encuentran ocultos links maliciosos.

–       Como siempre decimos, aplica el sentido común, que en seguridad, muchas veces es el menos común de los sentidos. Así que antes de hacer clic en un enlace, piénsalo dos veces y evalúa el riesgo.