RAW versus JPG

Por Vicente Nadal

Se cree que las cámaras profesionales hacen buenas fotos por lo caras que son, que sus fotos no necesitan ser manipuladas. Resulta que es justamente al contrario. Una de las virtudes de las cámaras profesionales es la posibilidad de hacer las fotos en un formato de archivo distinto del JPG, un formato que permite controlar mucho más la imagen. Se trata del formato de archivo RAW(1).

(1) Si bien es cierto que todavía hay fotógrafos que siguen haciendo sus fotos en el formato JPG, la gran mayoría utilizan archivos RAW y no los JPG de inferior calidad.


Los archivos JPG directos de cámara son una imagen procesada y terminada que admiten muy pocas correcciones posteriores, es como una foto en papel. Pueden ser visualizados e imprimidos directamente por los ordenadores domésticos sin necesidad de software especial.

El archivo RAW es una imagen sin procesar, en crudo o en bruto, en la que todo está por decidir: la exposición, el color, luz, la nitidez, el contraste, etc. Necesita ser revelada y procesada para obtener de ella el mejor JPG posible. Sería como un negativo de los de antes, de hecho se le considera el “negativo digital moderno”. Es precisamente esa mayor posibilidad y necesidad de manipulación la que permite crear imágenes mejores. Éstos archivos necesitan normalmente de unos programas profesionales para poder ser visualizados, procesados e imprimidos.

Haciendo una analogía, podríamos decir que una fotografía tomada en formato RAW sería como un melón del cual podemos seleccionar la cortada (fotografía) que queramos, en la posición, forma y grosor que nos apetezca. En cambio un archivo JPG es la cortada que la cámara de fotos ha seleccionado por nosotros y de la que pocos cambios podemos hacer. Si la cortada que nos ofrece la cámara no nos satisface no lo podremos arreglar.
Un trabajo realizado con archivos RAW dará mejores resultados que uno hecho en formato JPG.

Si algún día necesitáis un fotógrafo para un reportaje no estaría de más pedirle que lo realice en formato RAW. Hay una razón que lo puede justificar más allá de la calidad teórica: suponed que tenéis muy mala suerte, que el fotógrafo que seleccionáis para vuestro reportaje no acaba de daros el resultado que esperabais. Suponed que por más que
intentáis llegar a un acuerdo o a otro resultado no encontráis satisfacción. Suponed que la única salida es que un segundo fotógrafo de vuestra elección tome los archivos disparados por el primer fotógrafo y los termine y retoque a vuestro gusto. En ese hipotético caso siempre será más fácil si parte de archivos RAW que si lo hace desde archivos JPG puesto que admiten una mayor manipulación.

A continuación os pongo unas tomas que realicé en mi estudio con una Fujifilm S5pro. Se muestran las fotos JPG directas de la cámara y la imagen obtenida tras el revelado del archivo raw de la misma toma.

En la primera serie de fotos se ha sobreexpuesto deliberadamente la fotografía para simular una foto quemada. En la segunda se ha hecho justo lo contrario, subexponer la fotografía para simular una fotografía con una muy pobre iluminación.

Además podéis ver el siguiente vídeo en el que se ve en directo como se revela un archivo raw sobreexpuesto para recuperar el detalle.

Lo explicado para el control de la exposición es igualmente válido para el control del color de la luz (o balance de blancos), contraste, saturación, enfoque, etc.

“Este artículo ha sido escrito por Vicente Nadal, Fotógrafo vocacional autodidacta (abandonó el Derecho por ella). Apasionado por la música, el arte y la arquitectura. Loco de la informática y la tecnología así como de la prehistoria y el espacio exterior. Aprendiz de todo, inquieto, inconformista y comprometido. Emprendedor y en pleno proceso de reconversión en gestor de redes sociales y formador. Un sueño: poder vivir de contar y escribir sus propias historias..  A Vicente lo pueden encontrar en @VicenteNadal, Google+, Facebook, Web, Blog, Flickr, Linkedin, Pinterest.”



8 Comments

  1. Manu 21 marzo 2012
  2. María López-Linares 22 marzo 2012
  3. Jorge de Andres 22 marzo 2012