Charla con Prithviraj “Prith” Banerjee Senior VP y Director de HP Labs #HPdiscover

Una de las charlas más interesantes que tuvimos algunos de los bloggers, entre los que se encontraban Christopher White de NeoWin, John Obeto de Absolutely Windows, Jeffrey Powers de GeekaZine, Mauricio Freitas de Geekzone, Alex William de ReadWriteWeb y Michael Krigsman de ZDnet, fue con Prith Banerjee, Senior VP y Director de HP Labs.

Lo principal de la charla rondó sobre las tecnologías del futuro, las cuáles no veremos al menos hasta entre cinco y diez años.


Una de las cuestiones fue conocer que sucedió a partir del cambio de autoridades, cuando Léo Apotheker se hizo cargo, a lo que contesto que todo siguió igual a lo planeado y eso es muy importante, ya que normalmente cuando alguien nuevo comienza a dirigir una empresa de esta envergadura, produce cambios, en muchos casos innecesarios que tiran a la basura miles y miles de horas de investigación.

Lo más prometedor de todas las tecnologías en las que están trabajando es la llamada Memristors, que es una tecnología que reemplazará a los discos duros y memoria, incrementando la velocidad de transferencia, ahorrando energía y además es del tipo no volátil, o sea, sin energía sigue manteniendo los datos, opuestamente a la memoria RAM que es volátil y depende de energía para mantener los datos.

Ante la pregunta de cuantos componen HP labs, nos comentó que aproximadamente 1.000 empleados, repartidos en distintas ciudades alrededor del mundo: Palo Alto-California (50% de los investigadores se encuentran aquí), Bristol-Inglaterra, Haifa-Israel, St. Petesburgo-Rusia, Beijing-China y Singapur.

En total son 8 grupos, que están divididos en 3 tareas fundamentales:

  1. Infraestructura
  2. Productos
  3. Investigación

A continuación tienen un vídeo de la charla que muy gentilmente mi amigo Jeffrey Powers de Geekazine nos dejó utilizar para este artículo, en donde me verán, entre otras cosas (tenía apetito 🙂 ) pidiéndole a John Obeto que corte la transmisión de un vídeo en una terminal que no permitía escuchar muy bien la charla que estábamos teniendo.