Para granadas, teclados en smartphones – El futuro de las fuerzas militares

Un tema de actualidad a partir de que el terrorista más buscado fuera descubierto en agosto del 2010 – aunque de acuerdo a Wikileaks, los EE.UU ya sabían de su ubicación en el 2008 — y muerto solamente ayer, son las tecnologías que la fuerza militar norteamericana está dispuesta a utilizar en el futuro.

Debido a que quienes son reclutados para la fuerza son jóvenes, esos mismos muchachos familiarizados con smartphones, video juegos y mundos virtuales, un alto oficial en el Comando de Ingeniería para Desarrollo e Investigación del ejército de los EE.UU, el Brigadier General Harold J. Greene, se encuentra entre los oficiales que busca dicha implementación.


Normalmente la fuerza militar se entrena en una aula de clases por 45 minutos y mediante presentaciones PowerPoint. Los smartphones, en contraparte trasmitirían información a un soldado en el punto mismo que lo necesite. Los soldados tendrían los celulares todo el tiempo y por tanto podrían recibir información inmediatamente.

Si bien el tema militar no es algo que concierna a todo el mundo, es importante que los involucrados, amigos y familiares sepan hacia donde se dirigen los esfuerzos militares en el futuro. Hecho a destacar por ejemplo es que la muerte de Osama bin Laden generó 3 mil tweets por segundo pero en el internet, la noticia no pudo sobrepasar la cobertura de la Boda Real.

El uso de tecnología entre los solados no es algo nuevo. Ellos ya vienen utilizando algunos video juegos tanto para reclutar como para entrenar la fuerza; y ya han empezado incluso con la utilización de mundos virtuales. Algo de eso de ha podido evidenciar en Game Tech, una convención que se realiza hace ya cinco años y que aunque es pequeña comparada con las de su género, sirve de muestra para exhibir avances militares.

La última que se realizó fue en Orlando y ahí se exhibieron aplicaciones, principalmente para el iPhone y Android. En el sitio web del ejército norteamericano se pueden encontrar estas aplicaciones: Bugle calls, body fat calculator, Army creeds, sniper awareness y capture avoidance. Army’s Blue Book, es una de las más recientes y ofrece ayuda en las tareas y responsabilidades básicas de los oficiales del ejército.

Pero no todos aprueban el uso de dispositivos inalámbricos en el campo de batalla. El problema radica en que las transmisiones deben ser codificadas. El otro obstáculo es que algunos altos oficiales siguen creyendo que los juegos, gadgets y avatars simplemente no tienen lugar entre los militares.

Lo que olvidan estos altos oficiales es que ha sido su fuerza la responsable por el auto entrenamiento de esos niños que les fascina jugar con video juegos con temas de combate. La industria de los video juegos, por décadas y de manera progresiva ha creado simuladores sofisticados y juegos para computadora basados en combate.

Para información de los que soportan la iniciativa de llevar la tecnología popular entre los civiles, el ejército ha comprado la licencia del VBS 2 por más o menos USD 10 millones, como parte de su proyecto Juegos para Entrenamiento.

Las experiencias del Teniente Roy Fish han sido satisfactorias. Como Comandante de Pelotón en el Campo Leatherneck, Afghanistan, ha dicho: Usted no puede simular el polvo, al suciedad, el calor y el estrés que inevitablemente uno siente durante el combate, pero creo que la simulación te permite tener una visión de lo que es Afganistán, estando en Carolina del Norte. Los entrenamientos en el VBS 2 se realizan en el Campo Lejeune, N.C.

Los mismos oficiales que buscan la implementación de estas tecnologías no siquiera están seguros de cómo lo van a conseguir, pero que lo van a hacer, eso es seguro.

[Fuente New York Times][Imagen CC The U.S. Army]