La fusión AT&T/T-Mobile difícilmente traerá beneficios a los consumidores

La anunciada compra de T-Mobile por parte de AT&T, actualmente el segundo proveedor de servicio wireless en los Estados Unidos, tiene enfrentados a los consumidores, las representates de estos y a los ejecutivos y tramitadores en la compañía en Washington.

AT&T, de producirse la compra, desplazaría a Verizon Communications Inc de su privilegiada posición número uno en el mercado norteamericano. AT&T también es la compañía que más dinero invierte en presión comercial con los reguladores y legisladores en Washington DC., y es la compañía que no ha dejado de aportar a las campañas electorales en este país.


Cpn solo buscar en Google por AT&T Mobile merger, usted encontrará cientos de artículos respecto al tema. Y no son favorables, ni de aprobación para finiquitar el negocio.

La mencionada fusión de estas dos compañías requiere que el gobierno federal intervenga. Tanto la Federal Communications Commission -FCC como el Departamento de Justicia deben dar el visto bueno antes que la compra se ejecute definitivamente.

Consumer Reports acaba de poner el sello en dicha aquisición. Desde el punto de vista de los consumidores, es difícil presentar una justificación o beneficio para ellos, proveniente de la absorción por parte de AT&T de uno de sus pocos competidores.

Cinco razones que afectan a los interes de los consumidores de servicio inalámbrico

1. Será el servicio más como T-Mobile o como AT&T. Será como AT&T. Los ratings dados a conocer recientemente han puesto a la compañía como el peor proveedor de servicio inalámbrico en los EE.UU. con puntuaciones por debajo del promedio en casi todo atributo.

2. Verán subir sus costos los actuales clientes de T-Mobile? Es muy posible. Los costos de planes de T-Mobile han sido históricamente más bajos que sus competidores en varios planes de los que ofrecen. Después de terminada la compra esos planes a menor costo solo continuarán hasta que T-Mobile termine sus obligaciones contractuales, luego esos precios irán a la altura de los de AT&T y otros proveedores nacionales.

3. Sobrevirá Sprint? Probablemente no dicen los analistas. Y esas son malas noticias para todos los consumidores. A tal punto que nuevamente necesitará buscar un socio de negocios. A pesar de haber estado entre los peores proveedores de servicio wireless, ha sido capaz de subsanar eso problemas en algunas áreas y en atención al cliente. Sprint durante este año, ha logrado sobrepasar el nivel de satisfacción al cliente tanto comparado con el de T-Mobile y el de AT&T.

4. Mejorará la cobertura de la red? Posiblemente. La promesa es ir más allá del sector urbano y servir a los sectores donde aún no existe. La otra ventaja es que las dos compañías utilizan la tecnología Global System for Mobile communication – GSM. Pero la red de datos sobre la que operan tienen diferentes longitud de onda, lo que significaría problemas. Los smartphone 3G y 4G en T-Mobile’s utilizan la banda 1.7/2.1-GHz, mientras que los de teléfonos 3G/4G en AT&T’s operan en la banda 850/1900-MHz

5. Aprobarán la autoridades el acuerdo comercial? Hasta el momento no hay consenso y de aprobarse seguramente será bajo condiciones. La FCC ya ha expresado grandes preocupaciones en torno al impacto en el mercado de servicio inalámbrico.

Parul P. Desai, representante de la ONG Consumers Union, que al igual que con el acuerdo Comcast-NBC, la organización planea trabajar muy de cerca con los reguladores y los legisladores para escudriñar la compra y proteger el bolsillo de los consumidores.

[Fuente Consumer Reports][Imagen CC Ed and Julie]