Agencias de colección a la caza de deudores a través de las redes sociales

Tenga en cuenta cada vez que ingresa a Facebook, Twitter, Fousquare, LinkedIn, Friendster, o MySpace, otros a parte de sus amigos están leyendo sus posts y actualizaciones. Si usted tiene deudas que no ha podido pagar y ha no ha respondido el teléfono, se ha hecho pasar por otra persona o se ha cambiado de dirección, tenga mucho cuidado de lo que publica en la redes sociales, de manera especial Facebook que es el sitio de mayor demanda para las agencias de cobro.

La ley (Fair Debt Collection Practices Act) sobre la que se rigen las agencias de colección (agencias de cobro), establece reglas de cómo dichas firmas pueden obtener información referente al domicilio del deudor. Sin embargo no existe nada que regule el uso de las redes sociales.


Los colectores de deudas por su naturaleza son muy agresivos. Y para eso combinan las redes sociales con los motores de búsqueda más populares para así conseguir hacerse ‘amigo’ o simplemente cumplir con su rol, presionar por los pagos. O simplemente para saber más de quienquiera que ellos escojan y descubrir cosas que antes están vedadas para las compañías de crédito.

Quizá la decisión del Juez W. Douglas Baird en favor de una agraviada en Jacksonville, Florida, siente precedentes para que otras agencias de cobros desistan de usar las redes sociales como medios de cobro. El Juez ordenó a Mark One Financial LLC de la misma ciudad en Florida, que se abstenga de contactar a una señora que debía US$ 362 por deuda atrasada de su vehículo, mediante Facebook u otras redes sociales.

Mark One Finantial llamó a la deudora entre 6 a 10 veces al día, le envió un mensaje de texto, contactó a su vecino e incluso le envió una carta a su lugar de trabajo. Esto sin contar que la agencia de colección escribió mensajes en Facebook a los amigos y a los familiares de la persona con la deuda del carro.

El Juez de la Florida dijo que la oficina de colección violó la privacidad de la señora endeudada y además violó una provisión en la Ley de Protección del Consumidor en Florida que prohibe a las agencias como Mark One, a molestar a la gente. Cada estado de la Unión Americana tiene sus propias legislaciones en torno al consumidor y su propio historial de crédito. Lea la ley y vea si sus molestosos cobradores no están violando bien sea su privacidad o algún acápite de la ley.

Para terminar una experiencia. Una agencia (EstDavenport) recuerda que un hombre debía US$ $17,500. La persona argumentaba que tenía problemas en su negocio y que se estaba yendo a la bancarrota. Sin embargo las fotografías que él subía a Facebook decían otra cosa. Mostraba su nuevo Corvette y fotografías de su viaje de pesca en las costas de Florida. Es decir, no estaba quebrado y por lo tanto debió terminar pagando su cuenta.

Ni comparta todo lo que tiene, ni diga todo lo que sabe en las populares redes sociales. Que no le suceda lo del hombre del Corvette

[Fuente The Washington Post][Imagen CC kevindooley]

A %d blogueros les gusta esto: