Sobre las Relaciones y los Matrimonios en Plena Era Digital


La era digital por supuesto ha cambiado la forma romántica como se conocían e interactuaban las parejas. Hoy, en lugar de concurrir a sitios físicamente existentes, a una reunión o a un encuentro deportivo, la gente de este siglo concurre a los sitios web que ofrecen contactos y al menos para los norteamericanos, esa es la forma principal como conocen a su pareja.

Los smart phones y el social media definitivamente han revolucionado este tipo de relaciones a grandes distancias, que antes solo se creía, “amor de lejos, amor de pendejos.

Y de encuestas realizadas por NPR entre parejas en Facebook, encontró que el iPhone antes que ningún otro gadget e el trae más fricciones entre las parejas, ya bajo matrimonio. Pero esos mismos equipos digitales, que le permiten anónimamente comunicarse sin el el otro lo sepa, tal como el SMS, más allá de las fricciones, están llevando a la parejas al divorcio.

La siguiente es una escena de un típico matrimonio del siglo 21. Como la mujer gusta más de la TV y las telenovelas, ella podría hacer una referencia a alguno de esos programas. La respuesta que obtendrá de su consorte será algo como “Sí!,… qué? Sí claro, eso es divertido” y seguirá en lo suyo, escribiendo en la computadora. De esa manera es que se pierde la cercanía de la pareja.


Y si el esposo no pone atención a lo que ella tiene que decir, lo más probable es que la esposa busque refugio en las amistades a través del SMS, todo en silencio. Eso ya es típico. Bob Rosenwein de la Lehigh University ha descubierto que la gente que use la comunicación online como su medio, frecuentemente se enamora del otro en tan solo una semana. Es decir, dos o tres veces más rápido que aquellos que lo intentan de manera tradicional, frente a frente.

Pero qué hace que la comunicación online, como los mensajes de texto, hagan que la gente se sienta como en una relación más íntima? Solo así se explica la rapidez con la que caen presas de Cupido. Roswein nos explica de la siguiente manera: “Cuando usted no tiene comunicación verbal, la posibilidad de que se sincere a niveles más profundos es mayor. Existe menos inhibición.” Y nosotros lo hemos vivido y estamos de acuerdo.

Pero esa misma comunicación mediante mensajes de texto es lo que amenaza a las parejas. La cercanía propia de un matrimonio se ve limitada por las constantes interrupciones de los mensajes que ingresan (los sonidos de que usted recibió un nuevo texto). Otro experto, ahora Edward Hallowell, un psiquiatra y co-autor del libro Married to Distraction recomienda detenerse a pensar en lo difícil que es terminar un proyecto de trabajo con un infinito número de interrupciones.

Así que si usted es un matrimonio del siglo XXI, lo primero que tiene que hacer es mantener la cercanía con su pareja, poner atención a los pequeños detalles del otro. Recuerde que si no fuera por el celular ustedes estarían conversando. Compren un celular que no sea un iPhone que según parece es el que genera más adicción,:y, escojan un día sin tecnología para así aprovecharlo en realmente enterarse de lo que pasa en la vida del otro. Salgan bajo cualesquier pretexto con el fin de estar juntos pero con sus celulares apagados!

Para ayuda matrimonial están los terapistas. Tara Fritsch, es una de ellos en Edmond, Oklahoma. La terapista en cuanto al uso de los celulares y los SMS mientras están las parejas reunidas, sugiere que ellos deben ofrecerse el mismo respeto que le darían al jefe en su trabajo. Si su jefe se le aproxima y necesita conversar con usted, continuaría en el Internet al mismo tiempo que habla con él? Probablemente no. Se atendría a las normas de respeto y de cortesía de no ignorar a la persona y siquiera mirar a otro lado.

He aquí tres recomendaciones de la terapista en Oklahoma: 1) Si usted y su pareja no tienen una cuenta en Facebook juntos, compartan la clave de acceso. No se trata de sospechas, sino de comunicación; 2) Si por alguna razón usted siente que enviar ese e-mail, del que su pareja no debe enterarse, entonces usted está a punto de cruzar los límites de su relación; y 3) Si recibe una petición de un “ex” consúltelo con su pareja sobre la decisión a tomar y pregunte cómo se siente al respecto.

Aún podemos tener matrimonios saludables en la era actual, sin siquiera mencionar que de eso depende el crecimiento de niños saludables y entes socialmente adaptables a los retos del futuro. Las amistades a través de mesajes de texto pronto pueden tornarse en otra cosa, pues esto hace más fácil para algunos que ni siquiera tienen la intención de iniciar una relación, desintencionadamente deban cruzar la línea.

Y eso ya todos sabemos donde conduce, mujer débil, hombre débil, solo los dos, etc. Contacto físico que en algunos casos incluso sin existirlo terminan por dañar los matrimonios. La elección es suya.

[Fuente NPR][Imagen CC geckoam]

Anuncios

2 Comments

  1. monet 6 noviembre 2010
  2. Relaciones de parejas 6 noviembre 2010