Microsoft se equivocó feo y pide disculpas.

Un muchacho de 26 años, que vive en Fort Gay, West Virginia, fué suspendido de Xbox Live por decir públicamente que vivía en esa ciudad.  Pensaron que era un chiste y una frase fuerte que no debería decirse en público, por lo que fué suspendido del servicio por violar el código de conducta.

De nada valieron las súplicas del jugador, ni siquiera pensaron en verificar si lo que decía el muchacho era verdad.  Solo con buscar en Google, bueno, Bing o buscar por el código postal y listo, las cosas se hubieran solucionado enseguida.

Luego de varios días finalmente pudo convencerlos y le restituyeron sus privilegios en el servicio.


Hasta el alcalde del pueblo trató de ayudar al muchacho, pero tampoco tuvo suerte.

Ahora Microsoft y el encargado de enforzar las reglas de conducta en Xbox Live pidieron disculpas no solo al muchacho, si no también al pueblo de Fort Gay.

[Fuente The Huffington Post]



También te puede interesar:





2 Comments

  1. Victor 9 septiembre 2010
  2. Pau 9 septiembre 2010