El iPad está reiventando la noción actual que tenemos sobre el libro de texto

Así como compañías de publicación no logran comprender cómo el Internet ha afectado sus negocios con la introducción de medios de publicación online que ellos no pueden controlar, las editoriales han sufrido un gran revés desde que los libros electrónicos entraron al mercado y particularmente desde que existe el iPad.

Efectivamente, el libro como siempre lo hemos conocido no ha desaparecido hasta ahora, pero el cada día creciente uso del iPad, que no solo ha desplazado al Kindle, sino que ahora amenaza con tomar la posición de los libros de texto, sigue ganando posición. Gracias a que son los estudiantes los que al fin y al cabo utilizan con más frecuencia un libro.

Matt MacInnis es el fundador y gerente de Inkling, una compañía que es la encargada de diseñar el software de los libros de texto para usarse en el iPad. El explica por qué el iPad está cambiando la definición actual que tenemos del libro de texto no solo por su diseño sino por sus costos.


En lugar de ver la nota de pie de una foto de una célula y sus partes, por ejemplo, usted puede tocar el la pantalla e ir viendo cada una de las partes de la célula que paulatinamente van desenvolviendo información tal y conforme avanza y con la rapidez que se requiere.

El Reed College en Portland, Oregon, ha dejado el Kindle para favorecer al iPad. Una clase de ciencias políticas ahí se ha convertido en algo parecido a un laboratorio de e-readers. Alex Montgomery-Amo, profesor de la materia explica las razones del cambio: El Kindle es menos interactivo que un periódico y hace que los estudiantes pierdan interés en la discusión porque cada página se demora como medio minuto en subir y en general es más complicado resaltar texto o hacer notas al margen. En el iPad esas operaciones son casi instantáneas.

Si ustedes ven suficiente televisión habrán notado que los presentadores de noticias lo hacen con una laptop a mano y últimamente con un iPad en su brazo. Para muchos usuarios, el que las ventas de los notebooks hayan caído por primera vez en la historia es algo insignificante. Lo que los estudiantes y la gente busca es estar al día con la tecnología y para ello está el super portátil iPad.

Los más jóvenes pueden incluso llegar a ver al iPad como un juguete para su diversión pero existen estudiantes quienes también le ponen reparo al gadget de Apple. Los mismo que con el iPhone, si a usted no le agradan los teclados virtuales, el iPad no es para usted, las computadoras portátiles lucirán mejor en sus manos. Y al menos un estudiante, Tevon Edwars, un alumno del nivel junior, dice que el iPad no soluciona tantos problemas como lo que realmente hay que pagar por él. Para la mayoría de sus clases el puede usar su laptop, sabiendo que existen programas que también le perimten hacer anotaciones la margen en su computadora.

Esta indecisión de criterios de cual herramienta mejor se ajusta a la vida académica, bien el iPad, una laptop o el libro de texto tradicional, ha impedido que los libros digitales se desarrollen por sí mismos y deban ajustarse todavía al modelo de los tradicionales en papel. Sino los que estén usando un iPad no verían las mismas cosas que ven los que usan un libro impreso.

Esto va a cambiar de todas maneras. La era en que usted debía pagar $180 por un libro para la universidad está llegando a su fin. Esto porque ahora usted puede descargar solo el capítulo que necesita por solo $2.99. Le recuerda algo de la música?

Y lo que trabaja siempre en el mercado, esa necesidad de competir y de tener lo que el otro tiene, cambiará la conducta de cómo leemos. La persona de a lado leyendo algo impreso siempre va estar mirando de reojo y con envidia al que lo hace a través de un iPad. Ese es el secreto de Apple!

[Fuente NPR][Imagen CC WindRanch]