9 Areas de las que la Web se encarga minuto a minuto!

Se ha puesto a pensar que si no fuera por la web usted no estaría leyendo este artículo y que si no fuera por ella, nuestras vidas no se hubieran mejorado desde su creación en año 1989.

La web nos está haciendo más saludables.
La encuesta Harris Interactive determinó que en el 2007 unos 160 millones de norteamericanos vieron sus información médica a través del Internet. No es difícil conseguir consejos desde la Clínica Mayo o incluso buscar ayuda en los forums aprovechando el saber popular.

La web facilita la lectura de noticias.
Por ella tenemos acceso a un billón de reporteros las 24 horas del día. Solo recuerde los cruentos asesinatos el año pasado en Irak, esos videos en cuestión de minutos estaban en los celulares y las computadoras de todo el mundo.


La web alimenta la economía.
Las ventas de las tiendas online en los EE.UU. se aproximan a los 150 mil millones de dólares. Solo en los EE.UU. Hoy por hoy, cualesquier persona puede iniciar un negocio de la nada en el Internet. Los profesionales, sean ejecutivos, vendedores y gente creativa pueden desde su propio hogar colaborar con otros de su género o simplemente ayudar a sus clientes y proveedores alrededor del mundo.

La web ha revitalizado la política.
El mejor ejemplo es el presidente Obama. La ‘presidencia en YouTube’ es el nombre que se le ha dado, no necesita llamar a la prensa, ellos van a recoger la información en el portal de videos. La campaña presidencial del afroamericano consiguió recoger $ 500 mil millones que fue el aporte de 3 millones de gente apoyándolo en la web. No hubo pudiente republicano de sobrepasara ese monto.

La web nos conecta.
Facebook tiene más de 500 millones de usuarios lo que ha permitido que la gente esté más en contacto y por periodos de tiempo también prolongados. Lo NEGATIVO es que la web también nos está poniendo enfermos o cuando menos nos hace sentir de esa manera. La gente se concentra en los resultados de las búsquedas que aparecen en la cabecera de la página, así que entre las más típicas enfermedades están el dolor de cabeza (tumor cerebral) y la apretazón de pecho (ataque al corazón), al menos esa fue la conclusión de un estudio en el 2008 de parte de Microsoft Research.

La web ha debilitado a los medios de comunicación. El Star Ledger en New Jersey ya disminuyó su personal, pero este año acaban de hacer correr una circular notificando a sus empleados de que los recortes continuan. Algo más de 30 periódicos han desparecido en los EE.UU. y casi todos los demás ha debido ejercitar los despidos. Tanto lectores como los que pagan la publicidad han terminado por irse a leer los blogs que son gratuitos, sin mucho rigor editorial y cortos para leer.

La web ha saboteado la economía.
Las industrias de publicación y el entretenimiento se han visto devastadas por la abundancia (no importa que sea pirateada) de publicaciones en línea, música y por supuesto video.

La web está envenenando la política.
Los grupos de odio y hasta los de asociación irregular se las han ideado para recoger dinero y reclutar gente para sus filas. Existen estudios que han demostrado que la gente tiende a leer sitios web donde sus creencias y filosofía se vean reflejadas. Recuerdan el sacerdote que iba a quemar el libro sagrado de los musulmanes, el Koram?

La web también nos está alienando.
Sabe cuán antisociales están creciendo nuestros niños? Los cientistas sociales advierten que Facebook u otras redes sociales hacen que los niños y los adolescentes no salgan y tengan reuniones reales de amigos, limitando así la interacción social y haciendo prosperar la obesidad.

Indiscutiblemente usted estará de acuerdo conmigo en el hecho que la web está cambiando nuestras conductas y por supuesto hace que nuestro cerebro se regenere en sus circuitos neuronales. Lo preocupante es que para cuando nos demos cuenta ni siquiera eso ya va a importar, pues parecerá tan normal que hayamos crecido en un medio donde el Internet es algo inseparable de todo lo que hacemos.

Lo aprobemos o no, la red de redes no siquiera está esperando de nuestra aprobación.

Artículo editado y modificado del original escrito por David H. Freeman, The Web Takes Over. en la edición impresa de Discover , Octubre 2010. David es periodista y autor en el New York Times, The Atlantic, y otros medios reconocidos.

[Imagen CC luc.viatour]