El ‘Servicio al Cliente’ y la influencia de las redes sociales.

Siempre y cuando sus reclamos sean legítimos, las redes sociales, entre ellas Facebook y Twitter pueden ayudarle a resolver sus problemas maravillosamente, sin intermediarios y sin largas horas o días de espera.

Lean la historia de este jovencito de 10 años. El niño junto a su madre y una tía viajaron de Kamloops, British Columbia a New York, vía aeropuerto La Guardia. El niño es parapléjico y sufre de DMD – Duchenne muscular dystrophy.

El problema es que mientras ellos esperaban por su equipaje y la silla especial que usa Tanner Bawn, ese es el nombre del pequeño, valorada en unos 15 mil dólares, la silla de ruedas al ingresar al aeropuerto en New York, estaba destrozada. Mientras ellos esperaban en un hotel de Manhattan, los voluntarios y preocupados usuarios de Twitter hacían lo que mejor saben hacer, enviar twits llamando la atención de la aerolínea en la que viajaron el niño y sus acompañantes, la Air Canada.


Y por supuesto que los twiteros fueron escuchados, el llamado para ayudar al niño se convirtió en algo viral en Twitter que la compañía no tuvo otro remedio que encontrar un centro de reparaciones en la noche para solucionar el problema del niño que debía participar en una walk-a-thon (maratón) organizada por su tía con el fin de recaudar fondos para poder pagar una persona que le brinde atención en su casa. La enfermedad del niño es terminal.

Si no hubiera sido por los conocimientos sobre blogs y el manejo de Twitter de parte de la tía de Tanner, el arreglo, el viaje a Disney que Air Canada le ofreció, el compromiso de arreglar definitivamente la silla cuando regresen a casa y la prontitud con la que se procedió, esto no hubiera ocurrido.

Eso es lo que pueden hacer las redes sociales y que las empresas no le agrada. A pesar de que fue la presión impuesta por Twitter la que terminó en un buen desenlace de la historia, un representante de Air Canada dijo que ellos actuaron tan pronto como se enteraron (no de mano de los afectados, pero los twiteros que inundaron Twitter con pedidos en favor del agraviado).

Las redes sociales sirven para otras cosas que chatear, comentar y subir fotos.

[Fuente BBC][Imagen AllVoices]