Una madre envía un tweet mientras su hijo muere y recibe muchas críticas.

The Twitter fail whale error message.
Image via Wikipedia

La madre de un chico que murió ahogado en la pileta de natación de su casa, Shellie Ross, envió un tweets 35 minutos después de que llegaron los paramédicos para atender a su hijo y luego de su muerte.

Esto produjo muchísimas críticas, algunas muy crueles.  También reavivó una controversia muy común en los últimos tiempos: las redes sociales en algunas personas provocan una obsesión.

La señora Ross es una persona seguida por más de 5.300 personas en Twitter.  Escribe un blog  http://blog4mom.com) y su cuenta de Twitter es http://twitter.com/Military_Mom).


Primero pidió a todos sus seguidores que rezaran y luego anunció la muerte del pequeño.

Algunos de los tweets que recibió decían cosas como que no atendió a su hijo por estar muy ocupada en Twitter.

Hace unas semanas atrás, mientras una pareja se casaba en una iglesia, el novio posteaba en vivo el acontecimiento en su cuenta de Facebook y si bien puede parecer extraño, fué bien tomado por la comunidad y fué la causa de varios posts en blogs y notas en revistas y periódicos.  Algo gracioso y tolerable.   Pero cuando de por medio está la vida de una criatura, todo se hace más dramático y nos hace pensar si esta obsesión con las redes sociales no está llegando muy lejos para algunos como la señora Ross. 

Verdaderamente si sucede algo así con un hijo mío, estoy seguro que no haría lo que hizo esta mujer.

Vía Florida Today

Reblog this post [with Zemanta]

One Response

  1. Rogelio 18 Diciembre 2009
  2. Pingback: topsy top20k es 18 Diciembre 2009