FileCrunch: Alojar cualquier tipo de ficheros.

FileCrunch ofrece alojamiento gratuito para videos, audio, imágenes y cualquier otro fichero que se nos antoje.  Existen dos formas de trabajar con este servicio y todo depende de la registración o no.   Por supuesto la registración nos da muchos más beneficios, pero igualmente, sin registrarnos, no es un servicio para descartar.

Al contrario, es rápido y nos permite salir del momento, especialmente cuando tenemos que compartir un fichero grande, el cuál nos es imposible enviarlo por correo electrónico. Si no nos registramos al servicio de FileCrunch, igual podemos subir archivos y compartirlos.  En la portada del sitio tenemos un formulario en donde ingresamos el nombre del fichero, si queremos cambiarle el nombre al mismo(esto es opcional), una descripción del fichero y  por último, marcar en donde dice que se aceptan los terminos del servicio.  Presionamos Upload File y listo, comienza el proceso de subida.  Una vez terminado el proceso anterior, FileCrunch nos dá el enlace para poder descargar el fichero y debemos de recordarlo, pues si lo perdemos, no hay manera de volver a conocerlo.

Como dije al principio y como suele suceder, la registración nos da otros beneficios y en este caso, al menos hasta ahora, no confirman por correo electrónico si la dirección de correo que ingresamos al registrarnos es válida o no.  Una vez que ingresamos nombre de usuario, password, dirección de correo e. y presionamos el botón de suscripción, automáticamente nos logea en nuestra cuenta.


Las características principales que vienen acompañadas con la registración son la posibilidad de poder manejar los archivos, posteriormente a la sesión en que subimos los mismos.  Esta posibilidad nos permite ingresar a nuestro directorio(My Files) en donde tenemos todos los archivos que subimos y además tenemos la posibilidad de borrarlos en el momento que se nos antoje.  El formulario para subir archivos es totalmente similar al descripto anteriormente y por supuesto, aquí, si por casualidad llegamos a perder el enlace para descargarlo, podemos averiguarlo ingresando a la sección My Files. Cuando estamos subiendo un fichero, tenemos una barra gráfica que va mostrando como va progresando la subida del mismo.  Suscripto o no, para descargar un fichero debemos de esperar unos segundos, cosa que no pasa si optamos por la membresía llamada Premium, pero esto va acompañado del desembolso de 15 dolares anuales. Otra cosa interesante de este servicio que no solo nos da el enlace en una dirección URL común, también nos provee de código HTML y BBcode, para poder incluirlo en nuestro sitio. Como último dato, digamos que curioso, pues no le veo mucho sentido, es la posibilidad de incluir comentarios sobre cada uno de los archivos, cosa que no tiene nada que ver con la descripción de los mismos. No hay límites en la descarga de ficheros, se pueden descargar las veces que uno quiera, pero eso sí, se debe de descargar al menos una vez cada 30 días, si no, el fichero es borrado automáticamente.

Si se suben ficheros del siguiente tipo: com/xpi/vbs/exe/php/cgi/pl, los mismos se renombrarán automaticamente con la extensión .Renamethis (renombrar esto), y lo único que debemos hacer, cuando descargamos el archivo, es cambiar esa extensión por la correcta.  Esto lo hacen por razones de seguridad.  El tamaño máximo que puede tener cada fichero que subimos es de 250 Mb.

Otro servicio más que nos dá esta Web 2.0, que nos vuelve a sorprender con más y más prestaciones de calidad y gratuitas. Bueno, nada más, hasta la próxima.

Enlace: FileCrunch

Vía: WWWhat’s New

2 Comments

  1. geeklatino 23 Abril 2007
  2. Edward 23 Abril 2007