Los últimos datos revelados por Wikileaks incluían documentos con información del año 2012 sobre vulnerabilidades que afectan al iPhone y a ordenadores Mac, las cuales aparentemente eran utilizadas por la CIA para acceder a esos dispositivos.

Estos documentos son la segunda tanda de documentos con información de este tipo revelados por Wikileaks.  La primer tanda también revelaba información sobre fallas en iPhone y en TVs Samsung Smart, los cuales aparentemente permitían a la CIA ganar el control de esos dispositivos.

De acuerdo a un portavoz de Apple en una declaración a la publicación Business Insider, la firma de Cupertino luego llevar a cabo los primeros análisis de las vulnerabilidades señaladas en los documentos, pudo determinar que las mismas ya fueron arregladas hace mucho tiempo atrás.

En el caso de la presunta vulnerabilidad del iPhone, afectaba al iPhone 3G y fue arreglada en el 2009 cuando lanzaron el iPhone 3GS y en cuanto a las presuntas vulnerabilidades de Mac fueron solucionadas en todas las Mac lanzadas luego del 2013.  Una de las vulnerabilidades en Mac permitía que una persona ganara acceso al firmware utilizando un adaptador Ethernet que se conectaba en un puerto Thunderbolt.

El portavoz de Apple también señaló lo siguiente,

No hemos negociado con Wikileaks por la información. Les hemos dado instrucciones de enviar cualquier información que deseen a través de nuestro proceso normal bajo nuestros términos estándar. Hasta el momento no hemos recibido ninguna información de ellos que no se sea de dominio público. Somos defensores incansables de la seguridad y privacidad de nuestros usuarios, pero no perdonamos el robo, ni coordinamos con aquellos que amenazan con dañar a nuestros usuarios.


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!