Review: Flexound HUMU, cojín inteligente que permite escuchar y “sentir” la musica

Desde Finlandia nos llegó una unidad de review de un nuevo producto de la firma Flexound Systems, un cojín inteligente que no solo permite escuchar música de un dispositivo móvil, ordenador, TV y hasta de una consola de entretenimientos, también permite “sentir” esa música.  El cojín se llama HUMU, que en finlandés significa Zumbido o Conmoción y también hace referencia a la “música humana”.

De acuerdo a Flexound Systems, la tecnología patentada que utiliza HUMU transforma las ondas sonoras en vibraciones distribuidas que se pueden sentir físicamente, en perfecta sincronización con el sonido.  HUMU en lugar de funcionar con altavoces poderosos que emiten vibraciones en el aire, emite vibraciones mediante un Elemento de Vibración Elástico (EVE = Elastic Vibration Element) a través de la espuma del cojín hasta llegar al cuerpo del usuario.

Actualmente Flexound Systems está llevando a cabo una campaña en Indiegogo la cual ya obtuvo el 85% del monto solicitado, pero es necesario aclarar que esta campaña es del tipo Flexible Goal, aún sin alcanzar el monto final, el monto recaudado será entregado a Flexound en su totalidad.  La campaña terminará en aproximadamente 30 días, por lo que todavía se puede participar.    Los primeros cojines inteligentes HUMU de la campaña comenzarán a enviarlos en estos días.


Flexound HUMU

En la caja del producto, además del cojín inteligente HUMU, viene un cable USB para cargar la batería y el manual (en mi caso no vino, ya que al momento de enviarme esta unidad estaban en el proceso de impresión, pero la gente de Flexound me envió el manual en un PDF adjunto por email).

El Flexound HUMU soporta Bluetooth: 4.2 con un alcance de hasta 10 metros, con perfil A2DP (Advanced Audio Distribution Profile).

La batería integrada del cojín es de Polímero de Litio de 3.7V y 5.5Wh y de acuerdo a las especificaciones tiene una vida entre cargas de hasta 8 horas, pero en la práctica no llega a esa cantidad de horas aunque si se acerca a las 7 horas.  Respecto a este tema en reviews de otros productos ya les habíamos explicado el porque de esta diferencia y tiene que ver con que los fabricantes ofrecen el tiempo en condiciones perfectas que no siempre o mejor dicho casi nunca se dan en la práctica.  En cuanto al tiempo para cargar la batería completamente, lleva aproximadamente 3 horas.

Diseño

El cojín inteligente HUMU tiene un formato diferente al de un cojín estándar, visto de costado tiene una forma curva y su base es completamente plana.

Sus medidas son 48 centímetros de ancho, 27 centímetros de profundidad,  14,5 centímetros de altura en la parte más alta, un poco más de 2 centímetros en la parte más baja (parte frontal) y su peso es de 1,5 kilogramos.

Flexound HUMU

HUMU es ofrecido en dos tipos de material exterior (funda) una versión de cuero la cual se podrá comprar en color Blanco, Negro o Gris.  La otra presenta una funda de gamuza artificial (50% poliuretano y 50% nylon), en este caso se ofrece en colores Grafito y Gris claro.   La unidad para reseñar que nos enviaron como pueden ver es de este último material en color gris claro.

La mayor parte de la superficie superior y de la base está formada por una franja que envuelve a casi todo el HUMU, la cual tiene un patrón con pequeños cuadros de color azul. Esta franja en ambos lados tiene cierres que permiten abrir la funda y acceder a la espuma interior que esta cubierta totalmente con tela), pero contrariamente a lo que piensan, esa espuma no se puede remover.

Flexound HUMU

En uno de sus costados incluye una manija confeccionada con una tela gruesa, resistente, de color azul y con el logo bordado en color blanco.   Esta manija permite transportar fácilmente el cojín con una solo mano como si fuera una bolsa.

Flexound HUMU

En el lado opuesto el Humu tiene como una solapa que se abre para permitir el acceso a los puertos (Micro-USB y AUX Jack de 3.5 mm), al botón de encendido/apagado y a 3 luces LED de color Azul, blanco y naranja.

Flexound HUMU

Uso y Sonido

Cuando nos enviaron el producto, Flexound nos animó a que probáramos  HUMU de distintas formas, con distintos tipos de música, audio, apoyando nuestro cuello, cabeza y hasta los pies, lo que indica la confianza que tienen en este producto y por supuesto que lo hicimos, probando al HUMU en diferentes situaciones, posiciones, distintos tipo de audio y distintos temas de música.

El uso como bien lo explique antes es simple solo presionan el botón de encendido, debajo de la solapa en la parte izquierda del HUMU, por un segundo hasta que escuchan el sonido de encendido y además notaran una pequeña vibración.

La primera vez que lo encienden estará en modo emparejamiento (Bluetooth), inmediatamente Flexound HUMU apareció en la pantalla de Bluettoth de iPhone, en un Android y en mi laptop con Windows 10.  Una vez que está conectado ya pueden comenzar a reproducir música o cualquier audio.

Flexound HUMU

Si quieren cambiar de dispositivo deben de entrar en modo aparejamiento nuevamente y para hacerlo presionan el botón de encendido por 3 o 4 segundos.   Si tienen problemas que no permite emparejar un nuevo dispositivo, solo deberán reiniciar para borrar la memoria de HUMU, lo que borrará todos los dispositivos que tiene guardados en memorio y para hacer esto solo presionan el botón de encendido por 8 segundos.

Para apagar el HUMU solo presionan el botón de encendido/apagado por no más de dos segundos y después de escuchar el sonido indicador de apagado y nuevamente una pequeña vibración, el cojín ya está apagado.

Aquellos dispositivos que no tienen Bluetooth igualmente se pueden conectar vía el puerto AUX In del HUMU (Jack de 3,5 mm).

Flexound HUMU

Eso es todo lo que pueden hacer en cuanto a control de este cojín inteligente, lo demás como por ejemplo subir o bajar el volumen, pasar a la siguiente canción y otros comandos se llevan a cabo directamente desde la interfaz del reproductor de audio/música del smartphone o dispositivo.

Claro que el sonido emitido por el cojín puede escucharse aún sin estar apoyado y se escucha bien, pero la experiencia que acompaña al sonido el estar apoyado sobre el cojín es mucho mejor y si bien lo probé de varias formas y en varias superficies, lo mejor es tener apoyado el cuello y la parte superior de la espalda (hombros) con el cojín en varias superficies, tanto en la cama y hasta en un sofá sentado.

Al escuchar diferentes tipos de música por supuesto que las vibraciones son distintas, en algunos casos más fuertes y en otros más suaves, lo que ofrece también una experiencia distinta.  Si bien no hay una forma directa de controlar las vibraciones, indirectamente se controlar mediante el volumen del dispositivo que emite el audio.  Cuanto mayor es el volumen, la intensidad de las vibraciones aumenta.

Ahora con el volumen alto la experiencia es muy mejor y por ejemplo por nombrar uno de los dispositivos que utilicé para probar el HUMU si bien las vibraciones cuando escuchamos música desde un iPhone se sienten con el volumen al 50% a medida que aumentamos el volumen, la experiencia mejora y mucho, es como si uno se sumerge más y más en el sonido y las vibraciones.

Con música lo probamos con distintos temas que van desde We don’t talk anymore de Charlie Puh, Play that Song de Train, pasando por Get back de The Beatles, la versión remasterizada en el 2006 de Beer Drinkers & Hell Raisers de ZZ Top (suena fantástico) hasta Burn de Deep Purple.

También lo probamos conectándolo al controlador de la Xbox One con un cable con conector de 3.5 mm y Halo 5 Guardians definitivamente se escucha y “siente” mejor.  Por último lo probamos conectándolo a la TV para ver un par de películas de acción y HUMU le da más vida, especialmente a los efectos de sonido.

Flexound HUMU

La vibración se siente mejor con el volumen de la mitad hacia arriba en todos los dispositivos que probé, pero  con el volumen al máximo en algunos casos, no en todos, no es muy placentero.  Por ejemplo si bien a mi hijo Richard le gustó mucho cuando probó HUMU con uno de sus juegos de combate en la Xbox One con el volumen bien alto, para mi a pesar de que el sonido se escuchaba bien, claro y sin distorsiones, las fuertes vibraciones no resultaron muy placenteras para mi gusto.

En cuanto al precio, la versión de gamuza sintética tiene un precio de lista de 399 dólares, aunque todavía quedan algunos en la campaña de Indieogo que se pueden reservar por 299 dólares y la versión de cuero tiene un precio de lista de 499 dólares, que también se puede reservar a través de Indiegogo por 399 dólares.

Con respecto al precio, es algo que no me convence mucho, me gustaría ver esta tecnología en un producto un poco más barato, pero por otro lado también tengo que decir que poniendo en la balanza el valor agregado al cojín (la mejora en la experiencia y cómo le da más vida a lo que escuchamos y vemos) quizás lo vale. En este punto es necesario aclarar que al no conocer los costos de los materiales incluidos no puedo dar una opinión definitiva con respecto al precio.

Flexound HUMU

Por último no tengo idea si lo harán algún día, pero definitivamente también me gustaría ver esta tecnología integrada en otros productos y muebles como por ejemplo sillones para la sala de entretenimientos.

Terminando la reseña, solo me resta decir que todo el audio que probé, en general la experiencia del sonido mejora bastante con el HUMU y no me quiero olvidar de destacar lo práctico que es este cojín inteligente.  Es como tener un pequeño sistema Home Theater portátil, que uno puede transportar fácilmente a cualquier parte.


Estos artículos también te pueden interesar:

Deja un comentario