BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche han llegado a un acuerdo para crear la red de carga más potente para vehículos eléctrico que cubrirá las rutas de larga distancia en Europa.



En total el objetivo es crear aproximadamente 400 estaciones de carga ultrarrápida y la red se basará en el sistema estándar de carga combinada, lo cual es compatible (el conector) con la generación de automóviles eléctricos actuales y del futuro.

automobile-logos

Esta es la primera vez que varias empresas de automóviles se ponen de acuerdo para formar una red independiente de infraestructura de carga de alta potencia.

Este acuerdo es muy importante para acelerar la adopción de vehículos eléctricos por parte de los consumidores y no solo por la conveniencia de tener más puntos de carga y poder realizar viajes más largos, esta red también será mucho más rápida que la mayoría de las estaciones de carga con que los usuarios cuentan en la actualidad.

Las inversiones que realizarán las automotrices para crear la red serán significativas y aunque todas las compañías fundadoras serán socias a partes iguales del proyecto, estas compañías animarán a otros fabricantes de vehículos eléctricos a sumarse al proyecto