En pocos días de la euforia que produjo conocer que varias empresas de primer nivel estaban interesadas en comprar Twitter, incluidos Google y Salesforce, llegamos al día de hoy en que la venta y el futuro de Twitter se encuentran en la dimensión desconocida.



Primero entre los más interesados se nombró a Google y Salesforce, luego se nombró a Disney y también Microsoft, al mismo tiempo que personas con conocimiento del tema indicaban que un acuerdo por la compra de Twitter se podría llegar a dar entre 30 y 45 días.

Pero la euforia del principio pronto se desmoronó al conocerse que Google ya no esta interesado, lo que provocó una baja sustancial en el valor de las acciones de la red de información.  Al día siguiente otro que desertó fue Disney y Salesforce, a través de su CEO, Marc Benioff, tuvo que salir a calmar los ánimos de sus inversores que no les gustó mucho la idea de la compra de Twitter, diciendo que no estaban muy interesados, cosa que muchos no creyeron.

La cultura interna de Twitter fue uno de los motivos de la pérdida de interés de Salesforce

Pero ahora, luego de idas y venidas, el mismo Benioff se encargó de decir en una entrevista con Financial Times, que Salesforce ya no estaba interesado en realizar una oferta por la compra de Twitter, indicando que “no era lo más adecuado para nosotros”.

Entre los motivos principales que dio Benioff para indicar la pérdida de interés en realizar una oferta por la compra de Twitter se encuentran la diferencia entre la cultura de ambas compañías y el precio.

Por otro lado rumores indican que también tuvo mucho que ver que Fidelity Investments, uno de los inversores más importantes de Salesforce, estaba totalmente en contra de la adquisición

Así que las probabilidades de que alguien compre la red de información cada vez son más bajas y el futuro de Twitter cada vez más incierto.