En un primer momento luego de la explosión del cohete Falcon 9 de SpaceX que se estaba preparando para transportar y lanzar el satélite Amos 6 de la empresa israelí Spacecom, no se conocía si ya se encontraba montado en el cohete o no, pero poco tiempo después se conoció la mala noticia de que resultó destruido por la explosión.



Ahora Spacecomo quiere que SpaceX les pague 50 millones de dólares por el incidente o en su defecto se hagan cargo de un viaje gratis, para transportar otro satélite.

Imagen cortesía Tigernbear

Imagen cortesía Tigernbear

El satélite Amos-6 tenía la misión de proveer servicio de Internet inalábrico en la región Africa Sub-sahariana, contratado por Internet.org, la iniciativa de Facebook para ofrecer Internet en partes remotas del planeta donde hoy en día o no existe o las conexiones son muy lentas.

La explosión del Falcon 9 le costará mucho dinero a SpaceX

El pedido de Spacecom resulta un poco raro, ya que 50 millones es solo un 25% del costo total del satélite valuado en 200 millones de dólares.  Por su parte el cohete Falcon 9 tiene un costo total 60 millones de dólares.  Además también SpaceX tendrá que pagar por los daños de la plataforma de lanzamiento en la base Cabo Cañaveral del gobierno de los Estados Unidos.

Según Reuters, SpaceX en un email les comentó que no da a conocer los términos del contrato o de seguros.

De una u otra manera esto le costará caro a SpaceX.