Si bien no tienen pruebas concluyentes, Newsweek sospecha que el ataque a su sitio web, ocurrido ayer, pudo haber sido por el artículo que publicaron sobre una empresa de Donald Trump que llevó a cabo negocios en Cuba, en una época en que eso estaba totalmente prohibido por el gobierno de los Estado Unidos debido al embargo contra ese país.



newsweek-castro-trump-connection

Entre otras cosas el editor en jefe de Newsweek, Jim Impoco, consultado por la publicación Político dijo lo siguiente,

No sabemos todo. Todavía estamos investigando. Pero fue un ataque DDoS masivo y tuvo lugar en la tarde, justo cuando programas prominentes de noticias por cable discutían la explosiva investigación de Kurt Eichenwald la forma en que la compañía de Donald Trump violó la ley al romper el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.

El mismo autor del artículo esta mañana a través de un tweet también dijo lo mismo que Impoco,

En el ataque DDoS a Newsweek luego de publicar el artículo en contra de Donald Trump, muchas de las direcciones IP eran de Rusia

Luego en un email a la publicación Ars Technica, Impoco comentó sobre la investigación que están llevando cabo y que hasta ahora no tienen pruebas concluyentes:

Nada definitivo. Al igual que con cualquier ataque DDoS, hay una gran cantidad de direcciones IP, pero las principales son rusas.

Esto no es sorpresa ya que varios son lo que piensan, incluidos servicios de inteligencia, que el gobierno de Vladímir Putin está detrás de los últimos ataques , incluido el ataque a los servidores del Comité Nacional (DNC) del Partido Demócrata en Estados Unidos, con el objetivo de tratar de desestabilizar las elecciones del próximo 8 de Noviembre, tal como sospechan que lo hicieron antes en otros países.

Sin ir muy lejos el FBI expresó preocupación sobre este tema, cosa que el lunes reportó el Washington Post:

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos y las fuerzas del orden están investigando lo que ven como una amplia operación encubierta rusa en los Estados Unidos para sembrar la desconfianza pública en las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos y las instituciones políticas