El programa CityPilot de Mercedes Benz acaba de lograr un hito muy importante, luego de probar su autobús autónomo en un trayecto de aproximadamente 20 kilómetros en los Países Bajos.



El viaje se produjo hace unas pocas horas atrás en un trayecto público real entre el aeropuerto Schiphol en Amsterdam y la cercana ciudad de Haarlem.

Durante el viaje el autobús tuvo que parar en semáforos, pasar por túneles y sortear otros escollos que se encuentran a diario en el camino, incluido navegar en a través de intersecciones con transeúntes.

A continuación tienen el vídeo que muestra el viaje de prueba en Amsterdam.

El autobús autónomo de Mercedes Benz está conectado a la infraestructura de la ciudad

Este programa nació de otro programa que está orientado a camiones, con la gran diferencia que CityPilot es más crítico ya que los autobuses autónomos deben de navegar a través de ciudades donde el tráfico es mucho más difícil debido al tráfico más pesado, transeúntes y otros problemas.

Una de las diferencias claves de este programa es su integración con la infraestructura de la ciudad con la cual se conecta para brindar más seguridad, tanto para los pasajeros, como para el tráfico y transeúntes.

El autobús autónomo de Mercedes Benz puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 45 kilómetros por hora.