Este año, de manera más pronunciada se nota en Las Vegas la irrupción de múltiples empresas que trabajan con dispositivos agregados a las cosas. Por ejemplo tiendas de ropa que pueden rastrear un “jean” desde que se produce, hasta que se vende. Automóviles, electrodomésticos, dispositivos como “nest” que manejan de manera inteligente una casa, pelotitas de golf  que rastrean tus tiros, dispositivos de salud, que chequean tu insulina… casi todo puede ser conectado a Internet.  ¿Pero el Internet de las Cosas #IoT es seguro?

El ecosistema de #IoT ya no depende de una sola empresa. La seguridad entre los elementos de almacenamiento, transmisión de datos y procesamiento en un servidor, deben ser vistos de manera conjunta.  Hay muchísimas oportunidades para emprendedores.

Vivimos pensando: “Pero quién va a querer hackearme a mi?” No tengo nada importante , entonces no me preocupo. Lo que pasa es que los hackers quieren poder conectarse a estos dispositivos, para utilizarlos en beneficio propio. Una impresora inteligente con IP propia, puede ser utilizada como un robot que manda emails.

Si eres un usuario común, ten mucho cuidado en el uso de contraseñas iguales para todos los servicios. Es increíble, pero las personas siguen utilizando contraseñas muy comunes como 123456 o admin.  Fíjate la lista de las contraseñas más utilizadas en 2015.

Lista de contraseñas más utilizadas en 2015 ( información publicada por  The Globe)

  • 123456
  • password
  • 12345678
  • qwerty
  • 12345
  • 123456789
  • football
  • 1234
  • 1234567
  • baseball
  • welcome
  • 1234567890
  • abc123
  • 111111
  • 1qaz2wsx
  • dragon
  • master
  • monkey
  • letmein
  • login
  • princess
  • qwertyuiop
  • solo
  • passw0rd
  • starwars

Los hackers tienen bases de datos con millones de posibles contraseñas que van probando una y otra vez, mediante software.

About these ads