Desde el año pasado Elon Musk habló sobre el Modo de Defensa contra Armas Biológinas integrado en el vehículo Tesla Modelo X, pero hasta ahora nunca habían demostrado su funcionamiento y resultados en condiciones reales.

Hoy Elon Musk publicó un tweet en el que dice que el Modo de Defensa contra Armas Biológicas es real e incluye un enlace a un artículo en el blog de Tesla Motors donde hablan sobre el test y los resultados.

Primero el sistema de filtración de aire fue puesto a prueba en el mundo real, en rutas de California durante horas de tráfico pesado (rush hour), también lo probaron en zona de pantanos con mucho mal olor y hasta en vertederos y pastizales para vacas en el valle central de California y en las principales ciudades de China.

El equipo de Tesla explica que querían asegurarse de que el sistema de filtrado HEPA capturaba partículas gaseosas finas contaminantes, como así también bacterias, virus, polen y esporas de moho.

Luego decidieron  ir más allá con un test más riguroso, probando el sistema completo, pero dentro de un ambiente que podrían controlar con precisión y en forma cuidadosa monitorear las condiciones atmosféricas.

Es por eso que crearon un gran burbuja de plástico y pusieron al Tesla Modelo X en su interior.  El interior de la burbuja estaba contaminado con altos niveles de polución:  1,000 µg/m3 de PM2.5 vs.  Para que tengan una idea EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente) establece que índice límite de buena calidad de aire es de 12 µg/m3.

Musk indica que luego cerraron las puertas del Modelo X y activaron el Modo de Defensa contra Armas Biológicas.  Los participantes de la prueba dentro del Modelo X tenían puestas máscaras anti gas.

tesla-motors-biohazard-line-graph-2x

El resultado, como bien pueden ver en la imagen anterior, fue que en tan solo dos minutos el sistema de filtrado HEPA había reducido el nivel de polución desde los 1,000 µg/m3 hasta niveles tan bajos que los instrumentos de medición no pudieron detectar polución, lo que les permitió quitarse las máscaras anti gas y respirar aire fresco dentro del vehículo.

Pero todo no termina ahí el sistema también comenzó a aspirar el aire del exterior del coche, reduciendo los niveles de PM2.5 en un 40%.

De acuerdo al Equipo de Tesla “prácticamente pueden sobrevivir a un ataque militar de grado biológico estando sentados en su coche”.

Por último informaron que el Modo Defensa contra Armas Biológicas también será implementado en el Modelo S que actualmente se encuentra en producción.

About these ads