Luego de suspender el lanzamiento del Falcon 9 ayer por la tarde, hoy SpaceX pudo lanzar con éxito el cohete desde el Space Launch Complex 40 en Cabo Cañaveral, Florida y cumplir la misión de poner el satélite Thaicom-8 en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO por sus siglas en inglés) que se encuentra a 32.200 kilómetros de la superficie terrestre.

Luego de cumplir con su mision, el Falcon 9 regresó y logró aterrizar exitosamente en una plataforma marina en el Océano Atlántico.

Esta es la cuarta vez que un cohete de SpaceX logra aterrizar verticalmente y la tercera en una plataforma de este tipo.

El nuevo aterrizaje vertical es un paso importante en el objetivo de SpaceX de reusar el cohete en otras misiones, lo que en el futuro reducirá el costo de las misiones espaciales al menos un 30%.  Además el aterrizaje en la plataforma marina significa mucha menos distancia que recorrer, con el consiguiente ahorro de combustible.

About these ads