La herramientas tradicionales para el manejo y crecimiento de la infraestructura de datos tiende a presentar ciertos síntomas cuando se necesita crecer hacia oficinas remotas o complejas configuraciones modernas. Los principales problemas son el número limitado de especialistas, dificultad para crear, administrar y mantener un crecimiento tan repentino de la infraestructura y la necesidad de dominar muchas herramientas una más compleja que la anterior así como atar todo en un solo método de administración incluso entre dispositivos del mismo vendedor. La estrategia de HP Enterprise es sencilla: hacerlo simple. Con la presentación del HPE Hyper Converged 380 intentan acallar los temores del crecimiento acelerado en los centros de datos modernos. Los pilares de la arquitectura del nuevo ProLiant DL380 como un servidor de virtualización es hacerlo intuitivo, económico, inteligente e integral.   



  Este servidor puede ir desde 128GB de memoria hasta 512GB para una sola máquina virtual y seguir compartiendo sus recursos con otras máquinas virtuales en momentos de baja demanda. También destacan que no se necesitan manuales pues han diseñado la interfaz de administración pensando en el usuario no especializado.   El costo de este servidor inicia en $80,000 dólares con una configuración básica y está preconfigurado de fábrica para cargar imágenes de sistemas operativos al librería y comenzar a administrar máquinas virtuales. Requiere de una consola vSphere por supuesto para la administración de las VLans pero también viene una versión en el servidor listo para ser configurado.    La consola de administración es una web que es responsive Design lo cual ayuda a que pueda ser accesible desde un móvil. En un ejercicio durante la reunión una Bianca de Marketing pudo dar de alta una máquina virtual, editar la misma e incluso verificar el estado de ella.     También durante la reunión se habló sobre quién usaría ésta solución y rápidamente salió a la discusión el tema de Amazon AWS, quien con una interfaz sencilla permite a cualquier persona administrar (al menos en un nivel básico-intermedio) una red de equipos virtualizados. Si bien por el precio no está enfocado a muchas áreas si existe un nicho para éste producto el cual podría beneficiarse de una virtualización simple.    Durante la siguiente versión del producto (a ser revelado para finales de 2016) se contará con una API que permitirá administrar y gestionar éstas herramientas y permitir simplificar procesos aún más. Foto principal: Tim Crawford