Platicando con Richard Fichera, VP y analista de Forrester Research, analizamos el crecimiento sorprendente de los sistemas de TI en función de las operaciones de las soluciones que se ejecutan diariamente. Servidores y transacciones requieren de un nivel de crecimiento acelerado gracias a la demanda de nosotros los usuarios quienes queremos todo de manera inmediata. Este crecimiento está causando un cambio significativo en la industria del procesamiento y almacenamiento lo cual ha acelerado las tecnologías que hoy en día utilizamos.

Las arquitecturas modernas tienden a diversificarse en función de los requerimientos. La búsqueda de potencia de procesamiento tiene una dura batalla en contra del costo de operación y no es sencillo encontrar un balance. Puedes tener un excelente almacenamiento pero lentitud de red así como un procesamiento de alta velocidad pero una velocidad de operación de base de datos con un cuello de botella. El balance es algo difícil de conseguir incluso hoy en día con equipos físicos y es ahí donde las soluciones virtuales entran en operación.

Las generaciones de servidores iniciaron con la creación de sistemas modulares en racks y pasaron en su siguiente iteración a los sistemas basados en navajas con controladores centralizados. No tardamos mucho en evolucionar a sistemas basados en arreglos de almacenamiento y crecimiento acelerado pero la batalla por la “alta disponibilidad” seguía estando en primera línea. Hoy en día el software ha evolucionado gracias al uso de componentes re-utilizables pero el hardware no ha evolucionado lo suficiente para estar en el mismo canal. HP Enterprise ha tomado ésta batalla como propia con su nueva línea de productos.

Tener dispositivos re-utilizables y convergentes que puedan escalarse en casi tiempo real es una utopía, y aunque hemos llegado a algo cercano con el uso de soluciones basadas en la nube distamos de soluciones simples a requerimientos complejos. El término podría sonar difícil de digerir pero la creciente demanda de poder de procesamiento al mismo tiempo de tiempos de respuesta al cliente han cambiado la forma de ver los sistemas de almacenamiento de la información. Existen sistemas unitarios (SoC – systems on a chip), sistemas basados en navajas con control de procesamiento central (blade systems) y sistemas de almacenamiento de información (storage solutions) que pueden ser de distintos vendedores pero no operan de una manera óptima sino que hacen su mejor esfuerzo por entregar lo mejor de cada plataforma.

La complejidad de administración con sistemas construidos a partir de diferentes vendedores se incrementa cuando buscamos la eficiencia deseada. A veces conseguir todas las piezas de nuestro rompecabezas digital es más costoso aún cuando la ventaja de escalar es simple y mundana pero es aquí donde debemos migrar nuestra forma de pensar en la infraestructura moderna de los sistemas compuestos.

Los sistemas compuestos son el futuro de la infraestructura empresarial. Iniciando con elementos distintos y eligiendo lo mejor de cada mundo aplicando un poco de magia llegamos a ese “santo grial” que todo operador de Centro de Datos busca: un sistema eficiente y compuesto.  El nuevo nivel de modularidad llega con la posibilidad de elegir los mejores componentes en el momento adecuado, permitiendo al sistema poder operar en alta disponibilidad con altos niveles de procesamiento o estar en modo de espera utilizando la menor cantidad de recursos disponibles así como crecer entre ambos estados en casi tiempo real. Los sistemas compuestos son la forma cómo podemos solucionar éste tipo de paradigmas en los sistemas de manejo de información. Estas soluciones tienen que estar creadas en que los elementos que van a componer estos servidores modernos podrían no estar en la misma ubicación física pero aún así poder ser utilizados bajo demanda. De esta manera, el crecimiento podría operar entre distintas entidades remotas pero compartir sus recursos para lograr eficiencia de procesamiento y bajar los costos de operación y ofrecer a los desarrolladores de software servicios de manejo de datos casi instantáneos.

HP Enterprise tienen en mente esta nueva forma de operar centros de datos donde la convergencia en tiempo real con componentes remotos llevará a operar sistemas compuestos con recursos remotos gracias a sus iniciativas como HPE Hyper-Synergy y VM Vending Machine.

Para más información pueden visitar el sitio de HP Enterprise o seguirnos en Twitter en el Hashtag #HPETechDay.

About these ads