Apple está en contra de la medida de un juez que implica la cooperación de Apple con el FBI para descifrar la información del  iPhone del terrorista responsable del ataque en la ciudad de San Bernardino, California, que causó la muerte de varias personas.



Tim Cook publicó una carta abierta en su sitio web informando que se opondrá a la orden pues sentaría un precedente peligroso, además de socavar la confianza de los clientes en los productos de Apple.

apple-open-letter-backdoor

El cumplimiento de la orden judicial implicaría que Apple descifrará la información cifrada o desarrollara un backdoor en su sistema operativo iOS para que el FBI pueda acceder a la data del terminal.

Entre otras cosas la carta dice lo siguiente,

Tenemos un gran respeto por los profesionales del FBI y creemos que sus intenciones son buenas. Hasta este punto, hemos hecho todo lo posible, dentro de lo que podemos hacer y dentro de la ley para ayudarlos. Pero ahora el gobierno de EE.UU. nos ha pedido algo que simplemente no tenemos y es algo que consideramos demasiado peligroso para crear. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone.

En concreto, el FBI quiere que hagamos una nueva versión del sistema operativo del iPhone, eludiendo varias características de seguridad importantes e instalarlo en un iPhone recuperado durante la investigación. En las manos equivocadas, este software – que no existe hoy en día – tendría el potencial para desbloquear cualquier iPhone en posesión física de alguien.

Cuando Apple indica que no puede cumplir con la orden pues es algo que no tienen se refiere a la decisión a mediados del 2014 de cifrar por defecto todos los dispositivos iOS, sin guardar la claves de cifrado.  Medida que Apple decidió tomar luego del escándalo de Edward Snowden cuando se conoció las actividades de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos.  El único que puede acceder a la data del terminal es el dueño y si alguien trata de hacerlo e ingresa la contraseña (passcode) equivocada 10 veces, el sistema operativo borra completamente todos los datos del terminal, sin posibilidad de recuperación.

Será muy interesante ver cómo se desarrolla esto, ya que los motivos de ambos son valederos.  Por un lado Apple y los defensores de la privacidad se basan en motivos que son lógicos si pensamos en todos los hechos sucedidos recientemente en cuanto a las acciones de varios gobiernos espiando a sus ciudadanos y por el lado contrario, los motivos del FBI también son lógicos, ya que están tratando de investigar a fondo un hecho que costó la vida a varias personas, con el potencial de que quizás en esa data cifrada puedan encontrar más pistas para evitar atentados futuros.