Imagen cortesía SpaceX

Imagen cortesía SpaceX

Todo se desarrolló de acuerdo al plan, desde el lanzamiento del Falcon 9 de SpaceX desde la base Vandenberg de la Fuerza Aérea en California, su trayectoria, la puesta en órbita del satélite Jason-3 de la NASA y hasta su regreso, pero cuando el cohete intentó su descenso sobre la plataforma flotante en el océano Pacífico, una de las 4 patas con que se apoyaría sobre la plataforma se rompió y al tocar la superficie, el cohete se cayo de costado, produciéndose una explosión.

El descenso no se pudo ver pues la cámara que transmitiría el mismo se congeló, pero ahora Elon Musk publicó el siguiente tweet con una foto que muestra cómo quedó el Falcon 9 sobre la plataforma.

Este es el tercer intento fallido en poco más de 12 meses del Falcon 9 sobre una plataforma flotante y el primero luego del exitoso aterrizaje sobre una plataforma en tierra firme que se produjo el pasado mes de Diciembre.



About these ads