smart city



De acuerdo con las Naciones Unidas, la proporción de población viviendo en la zona urbana fue del 54 por ciento en el 2014. Y se espera que se incremente al 66 por ciento en el 2050.

Otro dato interesante es que las personas que habitan el planeta consumen el 75 por ciento de los recursos naturales que se generan, mientras que son responsables por igual proporción en su contribución a la urbe que es la que genera los gases tóxicos de invernadero.

En estas condiciones, las autoridades municipales tienen el reto de balancear sus presupuestos con el incremento en servicios pero una disminución de ingresos por parte de los gobiernos centrales.

Ahí aparece la tecnología y el Internet de las Cosas. Varias ciudades, entre ellas las nuevas, se construyen sobre la base del concepto smart city. El Songdo International Business District en Corea del Sur, Masdar City un tech hub en Abu-Dhabi, varias ciudades en el entorno metropolitano de Londres y Loja una pequeña ciudad en el sur del Ecuador.

Estas ciudades no solo le apuestan al IoT sino a las bases de datos. Por lo cual usted como ususario debe estar muy atento a la forma como sus ciudades no solo utilizan pero protegen su información personal.

Estos ‘jardines digitales’ ahora utilizan sensores digitales en los espacios de parqueo con la finalidad de grabar su número de placa y establecer el tiempo que permaneció estacionado en el lugar. Los conductores descuidados les espera un muy mal tiempo con sus bolsillos.

Pero no solo es en el estacionamiento. Algunos fabricantes ya experimentan con los vehículos sin conductor, lo más sobresaliente en smart cities. Estas ciudades así mismo almacenan información de todo lo que sucede en el medio, desde el flujo del movimiento de personas en sus calles, hasta la forma como esta gente consume energía y servicios.

Telecare es otro rubro de desarrollo. Mediante sensores nuevamente, instalados en los domicilios de gente mayor y personas vulnerables, se puede atender más eficientemente el llamado a un prestador de servicios de salud. El vínculo cabildo, educación y salud es muy esperanzador.

Así que la información está ahí. Hay que ver que pueden hacer los desarrolladores con tal banco de datos. La transportación definitivamente será mejorada. Imagine saber en tiempo real a la hora que debe abordar su bus, el tren que deja su ciudad y a que hora lo recogerán para ir al aeropuerto.

Esto ya no es un sueño, es una realidad. El desorden de las ciudades convirtiéndose en organización digital. No todo es perfecto y existen errores pero en los próximos 10 o 20 años smart city será la norma. La tecnología evoluciona muy rápidamente.