Imagen cortesía Pixabay

Imagen cortesía Pixabay

Cansados de las falsas reseñas escritas por usuarios en TripAdvisor sobre la calidad del servicio y comidas ofrecidas por restaurantes, un grupo de personas relacionadas a la industria gastronómica iniciaron una campaña en Twitter bajo el hashtag #noreceiptnoreview  para que incremente los controles y poner fin a las reseñas falsas, muchas de las cuales son pagadas por los mismos dueños de los restaurantes.



El conocido crítico de restaurantes Jay Rayner de la publicación Observer, es una de las figuras más notables de esta campaña en Twitter que aglutina a dueños de restaurantes y periodistas especializados.

Lo que solicitan a través de esta campaña es que TripAdvisor solo acepte reseñas de usuarios que ofrezcan una imagen del recibo que les entregaron al pagar por el servicio y la comida, lo que demuestra que asistieron al restaurante.

Según The Guardian un portavoz de TripAdvisor indicó que el servicio está en contra de la idea de escanear el recibo, apoyándose en la idea de que no solo es de valor la experiencia del que paga por la comida, la experiencia de los invitados también lo es.

Hoy en día muchos se aprovechan de la falta de controles o controles muy débiles y se ha creado un nuevo micro servicio de los falsos reviews, a través del cual empresas e individuales engañan a los usuarios y dueños de restaurantes que no llevan a cabo esta deleznable práctica.

Esta campaña no es la única y se suma al esfuerzo de Amazon, que viene combatiendo desde hace rato a quienes hacen reseñas falsas y a las empresas que pagan por las mismas.  Sin ir más lejos hace pocos días atrás aquí en Geek’s Room les comentamos sobre la demanda iniciada por Amazon contra más de mil usuarios del sitio Fiverr que ofrecían sus servicios para escribir reseñas de productos en Amazón por 5 dólares por reseña.  Además esta no fue la única acción de Amazon en este tema, ya en Abril pasado inició demandas contra bayreviews.net, buyazonreviews.com y buyamazonreviews.com, quienes aparentemente ofrecían falsos reviews de productos en Amazon por un pago fijo.