The New York Times Building. Foto de usuario 'dsuniaga' en Flickr

The New York Times Building. Foto de usuario ‘dsuniaga’ en Flickr

Uno de los medios más representativos de información en el mundo siente la necesidad no solo de re-empaquetar la información sino incluso de crearla con la rapidez que el internet exige.



El New York Times tiene ahora su propio equipo de noticias para no solo buscar los clicks, sino monitorear y produndizar sobre la información que hace noticia en la red. Patrick LaForge es el líder del equipo, Express Team y en resumen publicó este tuit:

Pero la decisión de poner más atención a su audiencia online por parte del NYT, tiene que ver con una agresiva forma de conseguir ganancias de su edición digital. No hay duda. Más que la simple tarea de agregación de noticias, el NYTimes parece moverse con el fin de asegurarse que puede mantenerse al ritmo de sus competidores que se mueven rápidamente, pero sin sacrificar el compromiso del medio para con el periodismo y veracidad de la más alta calidad, según escribe Jeremy Bar para Capital New York Esta decisión también nos hace pensar sobre la antigua discusión de si los bloggers son, o no reporteros. Incluso de si las organizaciones que están supuestas a amplificar las voces de los que no la tienen, revisan sus políticas editoriales al igual que los mega medios. Para Ben Mullin, un periodista del importante Poynter, la decision del Director Ejecutivo Dean Baquet, el Asistente del Editor Administrativo Susan Chira, el Editor para Innovación y Estrategia Kinsey Wilson, así como del Editor Asistente Clifford Levy, en el New York Times, no hace otra cosa que certificar lo que varios profesionales en el periodismo se han negado a aceptar. Los blogueros, sí deben considerarse como periodistas.

El problema no es sencillo. Los blogueros no fueron a la universidad para estudiar comunicación, ni prosa, ni estilo. Aprendieron a escribir y a publicar, varias veces sin el filtro de los editores que cuidan el tono y el lenguaje y se preocupan mucho de las audiencias.

Eso sucede porque el equipo de bloggers son fundamentalmente jóvenes. Y cuando uno ya se es suficientemente adulto, adopta la filosofía de los más jovenes solo para no quedarse fuera de onda, de moda, de relevancia. Los jóvenes no tienen miedo a fallar y cuando salen de la universidad traen un bagaje profesional para explotar.

A los bloggers jóvenes no les interesa ganar dinero, simplemente les gusta escribir y publicar. No tienen miedo de decir la verdad y hablar públicamente, y no tiene miedo al cambio. Pero como siempre, la simbiosis de la experiencia y la juventud son los únicos que nos pueden traer la información más oportuna y de la mejor calidad.

Veamos si Express Team en el New Yor Times puede competir con el revenue generado por los clicks de Buzzfeed.