Foto del usuario 'Jacopo' en Flickr.

Foto del usuario ‘Jacopo’ en Flickr.

Declarar que los millennials son antisociales puede parecer rudo pero en español sería el equivalente a ser menos sociales.



Y es algo que ya se sospechaba hace rato, solo que ahora es oficial, gracias al reporte sobre una encuesta a tres mil usuarios de la aplicación FlashGap, cuyo fundador es Julian Kabab.

El grupo de usuarios del social media, menores de 30 años, es adicto a sus teléfonos celulares.

Los resultados permiten afirmar que el 87 por ciento de los millennials por sí mismo admitieron perderse de una conversación por el hecho de ser distraídos por sus smartphones. Mientras que el 54 por ciento afirmaron tener miedo de quedarse fuera de grupo si no miraban sus redes sociales.

El estudio además encontró que el 76 por ciento de las jóvenes miran sus redes sociales al menos 10 veces cuando salen con sus amigos; mientras que ellos solo lo hacen en un 54 por ciento.

El estudio de FlashGap confirma otros similares como el publicado por Virginia Tech University (Shalini Misra) que decía que la presencia de tecnologías móviles tienen el potencial de cambiar la forma de comunicarse cara-a-cara de la gente, afectando así el caracter y la profundidad de esas conexiones.

En otro estudio de la revista Environment and Behavior, también se confirma el hecho con hallazgos del 2013. Los smartphones tienen efectos negativos en la cercanía, conexión y calidad de las conversaciones.

Todos estos estudios no hacen otra cosa que advertirnos que la presencia de los celulares interfieren con las relaciones humanas, una consecuencia que se evidencia mejor cuando las personas o familias para el efecto, están en medio de una discución de profundo significado para los involucrados.

De la encuesta de FlashGap se desprende que de las cinco plataformas más utilizadas, tres pertenecen a Facebook. A decir, Snapchat, Tinder, Facebook, Messenger e Instagram.