apple-tv-desarmado-ifixit



El popular sitio iFixit que ofrece guías de reparación de dispositivos como smartphones, tabletas, laptops, automóviles, consolas de juegos y otros, desarma nuevos productos y hasta vende herramientas y repuestos para reparar esos dispositivos,  hizo algo que la mayoría de los desarrolladores de aplicaciones para iOS y OS X, conociendo como trabaja Apple, nunca se animarían a realizar.

Hace un tiempo atrás Apple entregó una unidad de prueba de Apple TV a iFixit a través de la cuenta de desarrolladores para que vayan probando sus aplicaciones, como lo hacen muchos fabricantes.

iFixit no pudo con su genio y realizaron algo que tienen muy adentro en su ADN, como bien lo explican en su blog, desarmaron el Apple TV y el control remoto Siri.  Algo que va en contra de los terminos y condiciones que Apple impone a los desarrolladores.

A los pocos días recibieron un email de Apple notificándolos sobre la violación de los términos y condiciones, por lo que cancelaron su cuenta de desarrollador y como la aplicación móvil iFixit para iOS estaba conectada a esa cuenta, Apple también removió la app de su tienda de aplicaciones.

En el email Apple justifica su decisión interpretando las acciones de iFixit de la siguiente manera,

“Acciones que puedan afectar el rendimiento o uso previsto de la App Store, Programa B2B, o el Programa”.

siri-control-remoto-desarmado-ifixit

iFixit no apelará la decisión de Apple y no piensa volver a desarrollar la aplicación que de por sí ya tenía sus años y con el lanzamiento de iOS 9 se habían producido algunos problemas con la misma.  En cambio indican que han trabajado mucho en su sitio web móvil y todas las funciones necesarias para los usuarios móviles se encuentran implementadas en el mismo, por lo que animan a los usuarios de dispositivos iOS a acceder a su sitio a través del navegador móvil.

Nosotros en Geek’s Room somos fans de iFixit, hemos publicado varias noticias sobre sus trabajos y a su vez no somos muy fans de Apple en cuanto al tratamiento con los desarrolladores.  Apple muchas veces ha demostrado un autoritarismo sin igual en el trato con los programadores retirando algunas aplicaciones de la tienda y atrasando el proceso de aprobación de apps, en muchos casos sin ofrecer explicaciones, pero en este caso en particular lamentablemente iFixit se equivocó.  Si en su momento estuvo de acuerdo con los términos y condiciones impuestos por Apple, no debería de haber desarmado el dispositivo.