MOOCs



Laura Pappano escribió para el The New York Times que el año 2012 fue el Año de los MOOCs, al tiempo que los proveedores en asociación con las universidades lograban prosperar en este nuevo campo educativo.

Un Curso Masivo en Línea Abierto (MOOC) es un curso en línea con propósitos de participación ilimitada y acceso abierto a través de la web, según Wikipedia.

Existe una gran lista de proveedores entre los que destacan con fines lucro: Udacity y Coursera. Y aquellos sin fines de lucro: Khan Academy y edX.

Pero la gran pregunta está en saber y estar preparado para seleccionar el MOOC que más se ajusta a sus necesidades.

(Lea también: 10 sitios web que te harán lucir como un genio)

Los puntos considerar son los siguientes:

1. La duración del curso y la carga de trabajo semanal. Verifique esto antes de que comience el curso y prepárese para el reto.

2. Quiénes los son facilitadores. A menudo existe una breve biografía sobre los facilitadores del curso. Conocer quiénes son sus profesores y su formación académica es muy importante. También es una gran motivación para elegir el curso, sobre todo si se trata de profesores en línea muy reconocidos. Y lo más importante es saber si tienen experiencia en la educación en línea o si esta es la primera vez que están presentando un MOOC. Esto le puede dar una idea del planeamiento y organización que tendrá el curso.

3. El programa del curso. En otras palabras el pénsum, currículo o syllabus del curso. Porque de seguro usted quiere que sus contenidos sean lo que realmente está buscando antes de empezar un curso.

4. El formato del curso. Sus clases online van a ser presentadas a través de video, audio, texto escrito, etc. Puede que para algunos esto no resulte tan importante, pero para otros puede que la variedad de formas en que un curso sea impartido tenga mucha importancia.

5. No evalue un curso solo por sus videos. Algunos cursos en línea son muy buenos con sus gráficos, animaciones y secuencia ingeniosa de tomas, otros por el contrario sólo muestran al profesor frente a una cámara. Asista a una clase durante un par de semanas para poder evaluar el nivel de compromiso y los conocimientos del instructor. El hecho que el entorno de un curso en línea no sea de la más alta tecnología, no significa que el facilitador no valga la pena escucharlo y por ende aprender.

6. El horario del curso. Algunos cursos permiten sean tomados en cualquier momento que usted desee, mientras que otros exijen que se siga el programa de un semestre universitario. Tenga en cuenta cualquier otro compromiso que usted tenga y trate de decidir sabiamente entre los dos tipos de MOOCs.

7. Determinar la cantidad de tiempo que tiene que dedicarle a un curso. A pesar de que los cursos le permiten trabajar al mismo tiempo, a su propio ritmo, existen requisitos que deben cumplirse a fin de completar con éxito tal curso. Especialmente si usted está considerando seriamente en completar todas las tareas que se requieren para que pueda reclamar su certificado. La mayoría de los cursos hoy en día le ofrecen una cantidad estimada de tiempo necesario a utilizarse semanalmente. Compruebe esto antes de inscribirse.

8. Construya un curriculum vitae tangible. En otras palabras, tenga en cuenta que usted es el responsable de preparar una colección de materiales que validen tanto sus habilidades como su reputación profesional. Favorezca sus credenciales con certificados que le permitan aumentar sus posibilidades de ser contratado en el futuro. Elija un curso o una serie de cursos que le ayuden a crear un portafolio que al final le demuestre a un posible empleador, todo lo que usted sabe.

Finalmente recuerde que a diferentes universidades, diferentes instructores, así como diferentes tipo de planificación. Algunos cursos no necesitan que envíe nada hasta el final. Para otros, es posible que se le solicite comprometerse a presentar un poco de trabajo, incluso al terminar primera semana. Sin mencionar a los profesores que están presentando sus clases por primera vez, pues sus políticas pueden ir cambiando a medida que los profesores prueben lo que funciona.