Mini Teclado bluetooth Key Pal Acteck-1



Me he tardado un poco con el review de este tercer artículo que me envío la empresa Acteck. La cosa no ha sido sencilla porque, a diferencia de los otros dos productos, la batería Xplotion y los audífonos Rush, un teclado portátil es algo que encajaba más difícilmente en mi día a día.

Por ello quise darme más tiempo, pues para probar el producto primero tendría que hacerle un espacio. Sé que parece algo trivial, pero cuando uno analiza la situación a detalle se da cuenta que un mini teclado podría no encajar en las actividades de todos. Sin embargo, una vez que se le encuentra una utilidad resulta de gran ayuda.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 11x6x1 cm
  • Material: plástico de alta durabilidad
  • Versión Bluetooth: V3.0
  • Distancia para operar: 10 m
  • Batería: 200 mAh
  • Tiempo de recarga: 3 a 4 horas

El diseño

Lo primero que llama mi atención sobre este producto es su ligereza, que en un inicio me hizo pensar que se trataba de un producto extremadamente frágil. Creí que si no le procuraba cuidados especiales más pronto que nada se rompería o algo así. Después de pensarlo decidí no darle trato especial: a la mochila de diario con mis demás artículos.

No encontré en las especificaciones técnicas el peso del mini teclado, pero deben ser unos 50 gramos, es decir, no pesa casi nada. Y después de algunas semanas de traerlo de arriba para abajo está completamente íntegro, lo que se explica porque está fabricado en plástico de alta resistencia.

Mini Teclado bluetooth Key Pal Acteck-3

El color negro del teclado queda muy bien, en parte porque es un colo neutro, lo que me parece ideal para un mini teclado. Pero también porque facilita la visualización de los símbolos de las teclas, que son color blanco. Algo que me gustaría, eso si, es que los símbolos de segunda función fuesen de algún otro color (amarillo por ejemplo).

Lo anterior porque el color azul eléctrico se pierde un poco cuando no hay mucha iluminación, y por lo general suelo trabajar solo con una luz tenue iluminando mi mesa, por lo que me costó mucho adaptarme al uso de las segundas funciones. El problema se fue resolviendo conforme me aprendí la ubicación de la teclas, pero eso lleva tiempo.

Lo anterior es importante sobre todo porque hay teclas en segunda función que se utilizan mucho: flechas de desplazamiento, escape, menú y suprimir. Eso si, debo mencionar que el tacto de las teclas es excelente, pues su material es suave y permite pulsarlas a gran velocidad sin resbalarse.

Mini Teclado bluetooth Key Pal Acteck-4

En lo que respecta al tamaño de las teclas, me parece que han dado en el clavo en este punto.

No son tan grandes, pero tan poco tan pequeñas, por lo que se pueden pulsar fácilmente. Además, el tamaño del teclado permite distribuir las 49 teclas adecuadamente, a las que se puede acceder sin tener que esforzar los pulgares.

La usabilidad

El Mini Teclado Bluetooth Key pal de Acteck dispone de una configuración QWERTY convencional, por lo que su uso no conlleva mayor problema. El primer detalle que quiero mencionar es la ubicación de la letra Ñ, que es la única que se sale de la configuración mencionada, y ocupa un lugar un tanto extraño.

Otra cuestión es la ubicación de las segundas funciones, donde tengo opiniones divididas: las flechas de desplazamiento y la de suprimir me parecen perfectamente bien ubicadas, por lo que su uso es intuitivo y muy eficaz. Por otro lado, hay funciones como escape y menú que están por encima de la tecla que activa la segunda función (Fn), cuyo uso es frecuente pero muy complicado, pues hay que extender de más el pulgar derecho para pulsarlas.

Ahora bien, probé el mini teclado con diversos dispositivos. Primero fueron una tablet y un smartphone. Con ambos me costó trabajo en un inicio, pues cuando acordaba ya estaba utilizando el teclado virtual de los dispositivos. La razón es que no podía sostener ambos dispositivos al mismo tiempo (la tablet o el smartphone con el mini teclado).

Un día me conseguí una base sobre la cual poner un dispositivo, la coloqué junto a mi computadora y entonces la cosa comenzó a funcionar. Ahora que no tenía que sostener la tablet me fue más cómodo utilizar el mini teclado. Fue como tener otra pantalla extra que me brindaba funcionalidad.

Lo mismo hice con el smartphone, y empecé a responder mensajes de Whatsapp si tener que estar tomando el móvil (solo cuando estaba en mi mesa de trabajo). Al principio me costó trabajo, pero una vez que agarré ritmo (en un par de días) me fue tan normal como escribir en el teclado virtual del teléfono.

Mini Teclado bluetooth Key Pal Acteck-2

También hice pruebas con una laptop del trabajo que tiene Windows 7 y conexión Bluetooth. Lo primero que hice sin dudar fue escribir un correo de extensión considerable. Esto resulta sencillo si ya te has familiarizado con el uso del mini teclado, aunque no encontré una razón para hacerlo siempre, pues me es más cómodo redactar con un teclado normal.

Conclusión final

El producto es bueno, teniendo en su resistencia y ligereza una de sus mayores cualidades. Su uso para escritura es sencillo, una vez que se ha utilizado por algunas horas y que ya te has familiarizado con él. El detalle es que competir con los teclados virtuales de los dispositivos móviles es complicado.

De hecho, estoy tan acostumbrado a los teclados virtuales que difícilmente los dejaría. Esta es la razón por la que el Mini Teclado Bluetooth Key pal no debería verse como algo que supla a sus contrapartes virtuales, sino como una herramienta, que aplicada a actividades específicas, puede ser de gran utilidad.

Me gusta:

* Tamaño ideal para traerlo en el bolsillo, con un peso prácticamente despreciable.

* El tacto suave de las teclas, y su velocidad de respuesta muy buena.

No me gusta:

* La distribución de algunas de las segundas funciones y de la tecla Ñ.

* La poca visibilidad de las letras de segunda función.