Twitter-eraser



Artículo escrito por Sara de la Torre y José Antonio Redondo – 

Cómo preparar tu timeline para que no te hagan “un Zapata”

El caso del político español Guillermo Zapata, que ha tenido que presentar su dimisión como concejal del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid por unos tweets que publicó hace más de cuatro años con chistes sobre judíos, víctimas del terrorismo y otros crímenes, ha puesto en jaque a todos los tuiteros que tienden a utilizar cierta “libertad expresiva” en sus mensajes.

El de Zapata no es el primer caso. El diputado de Ciudadanos Diego Ubis se mofaba en un tweet de hace algunos años de las personas que hacían cola en las oficinas de desempleo, porque se quejaban de las prestaciones pero fumaban Winston y Marlboro. Marta Casado, del PP, se calentaba en una discusión y lanzaba este tweet a una persona que la acusaba de “pepera”: “¿Y tú? Casada con un negro. No sé qué es peor. A veces habla quien más tiene que callar”. Y el político mexicano Gabriel Quadri animaba al gobierno de su país a invadir Corea del Norte por la destrucción de un arrecife de coral. Las meteduras de pata en Twitter son infinitas, tanto dentro como fuera de la política. Y si no, que se lo pregunten a Toni Cantó…

tuits-del-pasado

Está claro que la libertad con la que nos expresamos en Twitter desde el anonimato puede ser un lastre a futuro para muchas personas. Y por eso en estos días se habla mucho, muchísimo, en España, sobre perfiles que se borran, tweets que desaparecen y limpiezas selectivas… Hoy más que nunca, se impone el viejo dicho de “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…”.

Un giro profesional, a veces, puede suponer un cambio radical en la forma en la que debemos comunicarnos a través de las redes sociales. Y en ocasiones no es fácil revertir una imagen que se ha consolidado durante largos años y miles de tweets.

Llegó el momento de tomar una decisión… Puedes dejar de hablar de política, humor, religión, fútbol, etc… y dedicarte a poner fotos de gatitos en tu perfil de Twitter (ojo, que también corres peligro con las protectoras de animales), o puedes utilizar esta caja de herramientas que hemos preparado para que nunca, nunca, nunca más, tengas que arrepentirte de lo que has escrito.

La caja de herramientas del tuitero en transformación

Las opciones de Twitter

El centro de ayuda de Twitter nos revela la única forma que permite su interfaz (móvil o web) para borrar un tuit , una cuestión sencilla en cualquier aplicación informática que aquí requiere de seis pasos y que ha de hacerse de uno en uno y que básicamente consiste en identificar el tuit accediendo a nuestro perfil y pulsar (•••) para acceder a ‘eliminar’. Twitter aclara que no ofrece ninguna opción para eliminar varios tuits al mismo tiempo.

Asimismo, ofrece como opción al ‘olvido’ crear una cuenta de usuario con un nombre temporal p.eg. ‘micuenta2’ y luego cambiar el nombre de usuario a ambas cuentas (a la actual y a la nueva), de modo que la actual deje de tener ese nombre siendo reemplazada por una vacía. Esta opción permite que si alguien busca nuestro username de siempre encontrará un perfil limpio que habrá comenzado hace relativamente pronto. Obviamente con esta opción no conservarás seguidores en la nueva cuenta sino en la antigua. Para que no pise alguien el usuario mientras se hace esta transición nuestra recomendación es que se tengan ambas cuentas abiertas en dos navegadores distintos en el momento de realizar los cambios de nombres, al actual le llamamos por ejemplo ‘micuenta3’ provisionalmente y al antiguo inmediatamente después con el nombre que teníamos: ‘micuenta’, luego a ‘micuenta3’ le llamamos ‘micuenta2’ o la dejamos así y ¡voilá! el cambio está hecho. Tienes ahora dos cuentas. Si quieres cancelar la cuenta ‘no oficial’ puedes hacerlo -perdiendo seguidores- o bien dejarla con el nombre nuevo, en cuyo caso deberás plantearte que uso vas a darle (personal, temático, profesional, etc).

Las formas no oficiales de borrar varios tuits al mismo tiempo

Entre los días 14 y 17 de junio de este 2015 varias cuentas de usuarios de grupos políticos de Madrid que se habían colocado en el punto de mira retiraron miles de tuits:

politicos-borran-tuits

A uno de ellos, se le colaba el mensaje diciendo que había activado @Tweet_Delete para borrar sus tuits antiguos. Este mensaje aparecía a las 0:06 del dia 16 justo a caballo de los dos días donde se produjeron más borrados. Libertad Digital atribuía este y otros actos similares a un artículo publicado en eldiario.es que indicaba Cómo borrar los tuits que regresan de tu pasado para acabar contigo. El titular de Libertad Digital era más que curioso Ignacio Escolar alecciona a los podemitas para que borren sus tuits. Está el pequeño problema de que el artículo fue publicado por Íñigo Sáenz de Ugarte a las 13:50 del día 16 por lo que la mayor parte de los borrados ya se habían producido por decisión propia de los usuarios. El artículo nos indica varias opciones:

Cabría añadir los siguientes:

  • TweetEraser, que permite aplicar filtros para seleccionar los tweets que borramos. Si vamos al caso Zapata, se podrían haber borrado todos aquellos que contuvieran la palabra “judío”.
  • TweetDeleter, que permite el borrado de 100 en 100 o el borrado masivo previo pago.

No son demasiado utilizadas, pero Twit Wipe es relativamente popular en España. Entre los que alguien puede decidir el borrado de tuits, apuntan varios motivos posibles: que nos comience a seguir el jefe, que hayamos cambiado de opinión, que nos apetezca empezar de nuevo.

Si se desea que esa operación sea discreta hay que leer cuidadosamente lo que dice la aplicación que va a hacer. Ya nos advierte Sáenz de Ugarte de lo que puede pasar:

Es posible que no puedas mantener en secreto la operación limpieza. La aplicación aprovechará su intervención para hacerse publicidad y publicará en tu cuenta personal un mensaje en inglés anunciando su éxito. También puede ocurrir que te convierta automáticamente en seguidor de su cuenta corporativa, lo que aparecerá en tu lista de personas a las que sigues.

tweet-deleteLa advertencia no es baladí, fue lo que le ocurrió a Ramón Espinar, Diputado en Madrid y del partido Podemos. Como es lógico numerosos políticos del bando contrario, el Partido Popular y también algunos medios críticos reprochan la acción al diputado y por tanto también a su partido. En algún caso no faltó quien recordara el borrado “1.0” que realizó el propio partido del disco duro del ex Senador y antiguo gerente del partido, Luis Bárcenas.

La razón por la que sucede esto es que las aplicaciones que manejan la interfaz de programación de aplicaciones (API) de Twitter ha de recibir permiso para borrar o publicar en nuestro timeline, y cuando no elegimos las opciones de pago generalmente publican o proponen por defecto publicar un mensaje que les ayude a publicitarse.

Sea como fuere lo mejor sería que no hubiera nada que borrar y en este sentido es preciso recordar a los usuarios de las redes sociales que la exposición en ellas nos convierte en marcas expuestas en un medio de comunicación, y como tales deberíamos pensar bien de qué hablamos, cómo creemos que debemos ser percibidos y cómo, cuándo, sobre qué y por qué publicamos. El famoso psicólogo William James dejó una frase que se puede aplicar a esta y a otras facetas de la vida

“Comienza a ser ahora lo que serás de ahora en adelante.”

Cómo evitar dejar basura para la posteridad

Una cuestión interesante es la posibilidad de que los tuits se “autodestruyan” pasado un tiempo, es decir, que les pongamos fecha de caducidad. Lógicamente no tiene sentido hacerlo con todos, pero sí por ejemplo con tuits que se refieren a campañas limitadas en el tiempo, mensajes sobre eventos que van a producirse, etcétera. En general no es aconsejabla usar los tuits para lanzar ‘pedradas’ pero si así fuera también ese tipo de mensajes pueden lanzarse con fecha u hora de caducidad. Aquí encontramos al menos estas dos alternativas.

  • efmr nos permite enviar desde su web un tuit con fecha de caducidad, pero si sequiere lanzar directamente desde nuestras aplicaciones deberemos pagar por ello.
  • socialoomph en su versión profesional, que es de pago, nos permite crear tuits que se “autodestruyen”; basta para ello añadir un tag (por ejemplo #t2d para indicar que se borre al cabo de dos días). Se trata de una completa herramienta de gestión de social media que realiza funciones bastante útiles sobre Twitter, Facebook, LInkedin o sobre nuestros blogs. Es una herramienta que se solapa en funcionalidad con Hootsuite; aunque tiene varias diferencias tanto a su favor como en contra, si profesionalmente ya utilizas Hootsuite probablemente no te compense usar también esta, pero no está demás conocerla como alternativa.

 

Sara de la TorreSara de la Torreperiodista con más de 15 años de experiencia en comunicación y marketing digital. Actualmente es Digital Manager de Burson Marsteller. Ha liderado importantes proyectos digitales para El Corte Inglés, PortAventura, Cerveceros de España o Preservativos Control. Muy inmersa en innovación y desarrollo estratégico para la comunicación digital. Organiza regularmente ThinkTanks en Madrid con reducidos grupos de profesionales del sector. Le podéis encontrar en Twitter y Linkedin.

José Antonio RedondoJosé Antonio Redondo, es consultor y autor del libro Socialnets y de diversos manuales de formación. Con más de 18 años de experiencia profesional en el Mundo Internet es Cofundador del centro de estudios creativos Hotel Kafka y de Abdaxia, especializada en Comunicación y Digital Business. Es experto en eLearning y Social Media y ha sido director de una importante factoría de contenidos y director editorial de varios proyectos de content marketing en sectores como retail, salud, cultura y hostelería y turismo. Le podéis encontrar en su blogTwitterLinkedin