bateria-aluminio-grafeno-stanford



Investigadores de la Universidad de Stanford crearon una batería de aluminio y grafeno que cumple con tres características fundamentales hoy en día: bajo costo, segura y de carga rápida.

Con respecto a esta última característica de carga rápida, esta batería dependiendo de la capacidad, se puede cargar hasta en un minuto, además de poder cargar aproximadamente 7.500 veces sin perder capacidad, muchas más comparado con otras baterías de aluminio que comenzaban a perder capacidad después de ser recargadas 100 veces.

En cuanto a la seguridad, esta batería no presenta la posibilidad de explotar o sobre calentamiento que presentan las baterías tradicionales de hoy en día, aún si la agujerean.  Además esta nueva batería se puede doblar, moldear y usar en dispositivos flexibles.

El único problema que presenta esta batería es que solo ofrece un poco más de la mitad de voltaje (2 volts) que ofrecen las baterías de ion de litio (3,6 volts).  Lo cual quizás se pueda resolver ajustando el cátodo, aunque no es algo fácil de hacer.

Con el tiempo veremos si esto lo pueden solucionar y si esta batería puede implementarse en dispositivos futuros.

Vía | Engadget