antena-parabolica-satelite-flickr



No hace muchas semanas atrás Elon Musk habló sobre la construcción de un segundo Internet en el espacio, no solo para proveer de conexión a todo el planeta, sino también poder conectar a la web a quienes en el futuro se encuentren viajando en el espacio exterior o por ejemplo se encuentren en una estación en el planeta Marte.

Luego, a los pocos días de la noticia anterior se supo de la inversión de Google en SpaceX de Elon Musk, más precisamente destinados para la construcción de pequeños satélites que se situarán en alturas más bajas que los satélites que en la actualidad en órbita alrededor de la tierra, con el objetivo de proveer de Internet a regiones alejadas que hoy en día no poseen de conexión a la gran red.

Pero quien va a realizar algo similar antes, aunque solo es para cubrir algunas regiones alejadas de su país, es el gobierno de Australia que a través de la compañía del mismo gobierno, llamada National Broadban Network (NBN), Anunció que lanzará dos satélites en Octubre o Noviembre próximo y que el trabajo en sus estaciones de satélites en su suelo ya está completo, con dos antenas parabólicas de 13,5 metros de diámetro por cada una de las 10 estaciones, situadas en Nuevo Gales del Sur, Oeste de Australia, Queensland, Tasmania y en el Sur de Australia.

Quien estará a cargo de lanzar los satélites es la compañía europea Ariaespace, que en su récord tiene 63 lanzamientos exitosos continuos y según NBN es por eso que eligieron a esa empresa.  El segundo satélite será lanzado unos meses después del primer satélite.

Para tener una idea de la mejora que tendrán esas regiones alejadas en Australia con la ayuda de estos dos satélites en Mashable indican que de más de 3 días que les toma en la actualidad descargar una película vía Dial-up, solo les tomará 10 minutos.

Imagen Sids1