protonmail



Hoy finalmente recibí mi cuenta en Protonmail, un servicio que reclama protejer tu privacidad y velar por la libre expresión en lugares donde el gobierno siempre quiere meter sus narices en nuestras comunicaciones.

ProtonMail funciona mediante la encriptación de los correos en el navegador de preferencia del usuario antes de que estos lleguen a sus servidores – lo que significa que ellos nunca tienen acceso ni a la contraseña y tampoco pueden leer, ni monitorear sus mensajes de correo electrónico como lo hacen servicios como Gmail y otros.

Detrás del proyecto (el servicio catalogado como ‘freemium’ aun sigue en Beta) están científicos del CERN y del MIT, quienes realizan investigación sobre informática, matemáticas, y física, áreas que están estrechamente relacionadas con un correo electrónico seguro.

La encriptación (cifrado, para otros) es un concepto muy matemático por lo que Protonmail tiene cuatro físicos de doctorado trabajando en el asunto, manifiesta Andy Yen, System Architect en el emprendimiento.

A pesar de Protonmail haber sido presentado como anti-NSA, el servicio al cual usted puede acceder solicitando una cuenta en la lista de espera aquí; un experto en seguridad alemán, Thomas Roth, ha logrado vulnerar el servicio mediante sus conocimientos de JavaScript.

La vulnerabilidad ha sido corregida.

Protonmail cuenta con más de 250 mil usuarios. Sus fundadores recalcan que es importante recordar que no existe seguridad al cien por ciento. La seguridad en torno al correo electrónico es una tarea difícil, y la cantidad de trabajo que queda por hacer es enorme, manifiestan.

El tener su base en Suiza garantiza la protección de sus servidores pues este país no tiene interés en inspeccionar tales servidores, ni grabar conversaciones.

Por supuesto que tenemos que creerles a Andy Yen, Jason Stockman y Wei Sun. Si no lo hacemos caeremos en la aseveración de que en el sentido estricto de la palabra Protonmail, no puede encriptar su e-mail.

Protonmail no acepta dinero de inversionistas y usted está invitado a contribuir en lo que se llama crowdfunding Indiegogo. Ellos también son finalistas en la categoría Tecnologías Innovativas del Mundo 2015 en la competencia para incubadoras de negocios SXSW Accelerator.

En camino están el desarrollo de aplicaciones móviles para iOS y Android.

El e-mail cifrado no es algo nuevo ya está en el red desde los 80’s y el mismo Gmail lo tiene. Solo que ha sido muy complicado manejarlo y el cifrado de Google es de diferente enfoque.

Es un buen principio para el desarrollo de tecnologías que prevengan el sigilo gubernamental muy de moda particularmente en países que sufren de estos problemas tanto en Latinoamérica, Norteamérica, como en Europa y Asia.

No es una sorpresa la alta demanda de cuentas de personas en países como China, Siria, Rusia e Irán.