internet-espacio-flickr



Parece que Elon Musk se vuelve a embarcar en un nuevo proyecto con el que pretende construir un segundo Internet en el espacio para además de proveer conexión al planeta tierra,  poder conectar a la web a quienes en el futuro se encuentren viajando en el espacio o por ejemplo en el planeta Marte.

Según Business Week el proyecto se desarrollará desde las oficinas en Seattle y en un futuro próximo anunciarán donde serán fabricados los satélites.  En cuanto al personal, comenzarán con 60 personas, número que crecerá hasta 1.000 en los próximos 3 o 4 años, aunque esté no será el único proyecto en que trabajen estas personas.  También lo harán en los cohetes Falcon de SpaceXT, cápsulas Dragon y otros vehículos para transportar al espacio todo lo necesario para crear esta red.

La red constará con cientos de satélites que orbitarán el planeta Tierrra a 750 millas de altura, lo que es significativamente más bajo, comparado con satélites tradiconales que llegan hasta las 22.000 millas de altura.

A esa altura baja, los satélites podrán ofrecer un servicio de Internet rápido, que competirá con otras empresas que ofrecen servicio por cable de fibra óptica y además podrá ofrecer Internet a regiones remotas y pobres, que en la actualidad no tienen acceso a la red.

Imagen James Cridland