us-map-licence-plates-flickr



De acuerdo a un reporte del periódico Wall Street Journal, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha estado colectando en forma secreta, millones de datos de conductores  para poder construir una base de datos nacional que permita rastrear el movimiento de vehículos en todo el país.

Según la fuente y de acuerdo a un documento del gobierno de los Estados Unidos, el programa está a cargo de la DEA (Drug Enforcement Administración) y al principio el objetivo con el seguimiento de las matrículas de los automóviles, era apoderarse de automóviles, dinero y otros activos, en su lucha contra el tráfico de drogas.

Con el tiempo el uso de la base de datos se expandió para incluir vehículos que son parte de otros tipos de crímenes como secuestros, asesinatos y violaciones.  Si bien antes el gobierno había dicho que seguían vehículos cerca de la frontera con México, para combatir a los carteles de la droga, hasta ahora nunca habían revelado que el seguimiento de vehículos se expandiría a todo el territorio de los Estados Unidos.

Consultado por el WSJ, un portavoz del Departamento de Justicia dijo que el programa cumple con las ley federal.  También indicó que no es algo nuevo que la DEA use el programa de lectura de matrículas para arrestar criminales y detener el flujo de las drogas.

Imagen Josh Kellogg