arsat-1



La semana pasada, Argentina se sumó a un grupo selecto de países que cuentan con la tecnología necesaria para diseñar y construir satélites geoestacionarios. Pero el proyecto no termina allí. Mediante el Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada, ya se tendieron casi 30.000 kilómetros de de la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO) ,   se construyeron 174 Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) en cientos de ciudades de todo el país, para lo cual fue necesario crear 10 empresas provinciales de telecomunicaciones y se lanzó el programa Cibersalud. Todo ésto, pensando en reducir la brecha digital y garantizar en todo el territorio nacional el acceso a Internet. El satélite fue desarrollado integramente por la empresa estatal  Invap de Bariloche

arsat-2

La Estación Terrena  de Benavídez, Buenos Aires desde donde se controla el satélite, cuenta con un Centro de Datos , constituído por cuatro salas de 365 metros cuadrados cada una, que conforman uno de los puntos más conectados del país, pues hasta él llegan los nueve operadores de telecomunicaciones por vía fibra óptica. Este datacenter, es el único de la Argentina que cuenta con certificación Tier 3 del Uptime Institute, que valida el diseño y la construcción en términos de redundancia y seguridad de operación.

La cobertura del satélite abarca todo el país y países vecinos, aunque los principales beneficiarios serán los sitios aislados del país en donde es difícil llegar con sistemas de comunicación (teléfono, televisión, Internet) a través de cables, entre ellos la Antártida y las Islas australes. El Plan de ARSAT involucró a provincias, municipios, sindicatos, PYMES, cooperativas y universidades, para conformar una plataforma digital de infraestructura y servicios que brinda conectividad al 97% de las localidades del país y previendo la conexión satelital por medio del Arsat-1 . El  3% restante será alcanzado con el Arsat-2, que ya está construído en un 70% y será lanzado para 2015.

Permitirá que estos sitios puedan acceder a servicios de Internet, telefonía IP (a través de Internet) y al servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT)

Los cambios más notorios se percibirán en la velocidad de los servicios de Internet del Interior. En los sitios donde  hay varios prestadores,  van a bajar los costos y va a haber más capacidad para nuevos servicios. Pero para  muchas localidades en las que nunca hubo Internet en alta calidad, desde ahora van a poder acceder a buenas velocidades. Por ejemplo, en Tostado, Santa Fe, todavía hay  conexiones de 128 y 556 Kbps , mientras que la banda ancha de solo 1 Mbps se comercializa a un precio exorbitante comparado con otras ciudades.