ioa-activeLabs-gde



Vivimos en la era de la Internet de las Cosas, rodeados de dispositivos que están conectados a internet vía wifi, cableado, etc. Entre ellos, los semáforos de muchas ciudades de todo el mundo .
Un ingeniero entrerriano, llamado Cesar Cerrudo descubrió que el mismo sistema de monitoreo de semáforos, es utilizado  en más de 10 países, con más de 250 clientes, en 45  ciudades como New York, Washington DC, San Francisco, Los Angeles, Boston, Seattle, etc. son capaces de ser hackeados.

Existen más de 50.000 dispositivos alrededor del mundo, instalados en cada uno de los semáforos que transmiten información sobre el flujo de tránsito en tiempo real, para acelerar o detener el ritmo de las luces. Y esta información viaja sin ninguna encriptación ni protección. Si un hacker se le ocurriera suplantar información, modificarla y enviar información falsa el sistema no sería capaz de darse cuenta el fraude.

Países tan distantes como Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Canadá, Australia, Francia Ciudades de Gran Bretaña, como Londres , Shropshire, Slough, Bournemouth, Aberdeen, Blackburn , Belfast, comparten la misma tecnología insegura.

Y en Australia, la más moderna autopista también utilizan este mismo sistema.

Aunque a la empresa se le han avisado sobre estas vulnerabilidades desde el año 2013, ellos suponen que tener estos sensores de volumen de tráfico inseguros no conlleva ningún peligro y aunque han mejorado los dispositivos nuevos, los 50.000 que ya están instalados, no parece que vayan a recibir actualizaciones ni vayan a ser cambiados.

Si quieres saber más sobre Cesar Cerrudo y los detalles sobre sus investigaciones, hacé clic ioactive.com. Cesar tiene una empresa de seguridad con más de 26 empleados,